La deuda de los partidos catalanes con los bancos supera los 30 millones

Actualizado 04/05/2008 18:43:45 CET
Actualizado 04/05/2008 18:43:45 CET

La deuda de los partidos catalanes con los bancos supera los 30 millones

según el Tribunal de Cuentas

   BARCELONA, 4 May. (EUROPA PRESS) -

   Los partidos catalanes acumulan una deuda superior a los 30 millones de euros con las entidades bancarias, según concluye el informe del Tribunal de Cuentas sobre su financiación correspondiente a 2005, recogido por Europa Press.

   Estos datos incluyen la suma de la deuda de CiU, PSC, ERC e ICV, y no incluye el importe que debe el PP catalán y EUiA, puesto que las cuentas de ambas formaciones computan dentro de sus partidos estatales.

   Según el informe fiscalizador del Tribunal de Cuentas, CiU es quien tiene más endeudamiento con las entidades de crédito, 14,72 millones, seguido del PSC, cuya deuda consolidaba supera los 10,74 millones.

   A continuación, se sitúa ICV, quien en 2005 debía 4,8 millones de euros; y finalmente, ERC, con una deuda acumulada con bancos y cajas de 1,57 millones.

   El informe también detalla que, en el caso de CDC, su deuda se situó en 2005 en los 4,42 millones de euros. Por su parte, UDC debía ese mismo año más de cinco millones.

   POCO PESO DE LAS CUOTAS

   El informe fiscalizador detalla el escaso peso que tienen las cuotas de la militancia en la financiación de los partidos de Catalunya, ya que la mayor parte de sus ingresos proviene de las subvenciones que reciben del Estado, entes locales y las distintas cámaras de representantes, de forma proporcional a su representación.

   En total, los ingresos del PSC en concepto de subvenciones públicas se situaron en 9,97 millones de euros. En el caso de CiU, la cantidad ascendió a los 8,51 millones de euros. La financiación pública de ICV fue de 3,43 millones de euros, y la de ERC, 5,24 millones.

   En cuanto a la financiación privada, en el caso del PSC se elevó a los 2,3 millones, cantidad que incluye partidas como la venta de bonos (14.600 euros), aportaciones nominativas (27.150 euros) y donaciones anónimas (176.600 euros).

   CDC, por su parte, ingresó 5,38 millones procedentes de la financiación privada, de los cuales 2,37 millones correspondían a cuotas de la militancia y 1,72 millones en donativos, de los que 1,59 millones eran donaciones anónimos.

   En cuanto a UDC, las donaciones nominales representaron aportaciones por valor de 60.000 euros, y las anónimas, de casi 150.000 euros, detalla el informe fiscalizador.

   En el caso de ICV, la financiación privada ascendió en 2005 al medio millón de euros, de los que las cuotas de la militancia representan casi la mitad de esta cuantía.

  Finalmente, los militantes y simpatizantes de ERC aportaron a la formación republicana 977.000 euros y los altos cargos electos 1,29 millones de euros. Los donativos, mayoritariamente nominales, apenas rozaron los 260 euros.