Hispanidad.- Casi 200 policías impiden el encuentro de dos manifestaciones contrarias en Tarragona

Actualizado 12/10/2008 17:37:07 CET

TARRAGONA, 12 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un dispositivo de casi 200 policías impidió este mediodía que se acabaran encontrando las dos manifestaciones de signo contrario en la Rambla Nova de Tarragona: la del grupo ultraderechista Alianza Nacional y la de colectivos antifascistas tarraconenses. El dispositivo se mantiene todo el día para evitar incidentes posteriores.

Los policías se distribuyeron a lo largo del primer tramo de la rambla, revisaron las mochilas de los concentrados y requisaron los objetos que pudieran ser peligrosos.

El primer acto empezó a las 11.30 horas. Bajo una intensa lluvia, unos 500 antifascistas se concentraron en torno a la Estatua a los Héroes de 1811, en medio de la Rambla Nova. Se concentraron precisamente por la convocatoria de manifestación de Alianza Nacional.

Los antifascistas gritaron proclamas contra el nazismo y recordaron la muerte del joven valenciano independentista Guillem Agulló en 1993 por parte de un integrante de Alianza Nacional que cumplió cuatro de los 14 años de cárcel a los que había sido condenado por estos hechos.

La concentración fue pacífica, aunque hubo algún momento de tensión por la fuerte presencia policial.

Hacia las 12 horas salieron de la plaza Imperial Tàrraco las 150 personas convocada por Alianza Nacional. Para evitar conflictos con la otra concentración, la Subdelegación del Gobierno acordó el recorte del recorrido autorizado, por lo que la marcha acabó a unos 200 metros de la Estatua donde estaba la contramanifestación.

Los partidarios de Alianza Nacional llevaban banderas españolas y de esta mismos formación, y gritaban consignas patrióticas a favor de la unidad de España.

EL ALCALDE, SATISFECHO

El alcalde, Josep Fèlix Ballesteros, se mostró "satisfecho" porque las manifestaciones terminaron sin incidentes, y remarcó el trabajo "clave" de la Policía Nacional y la Policía Local para "reducir a cero" la posibilidad de enfrentamientos entre ambos grupos.

En el despliegue participaron unos 150 agentes de la Policía Nacional --casi todos, del grupo de antidisturbios--, que llegaron en una veintena de furgonetas. Para cortar el tráfico de las calles adyacentes a la Rambla también actuaron una veintena de policías locales.