Jarc exige paralizar la importación de lechones para evitar el contagio de la peste porcina africana

Jaume Bernis, responsable de porcino de Jarc
JARC
Publicado 17/09/2018 17:58:05CET

Entre enero y junio de 2018 han entrado 1.250.000 lechones

LLEIDA, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

La organización agraria Jarc ha pedido este lunes a la administración y todos los integrantes del sector porcino, como ganaderos, mataderos, industrias de la carne y empresas de transporte de animales vivos y de carne, una batería de medidas, entre ellas paralizar la importación de lechones para evitar el contagio de la Peste Porcina Africana (PPA) que se ha declarado en varios países europeos.

Jarc asegura en un comunicado que "el sector porcino no se puede permitir la entrada de la PPA porque pondría en riesgo uno de los pilares de la economía del sector agroalimentario", que en provincias como en Lleida encabeza la economía del territorio.

En este contexto señala que entre enero y junio de 2018 han entrado 1.250.000 lechones e insiste en que habría que detener la entrada de estos animales de manera inminente.

En opinión de esta organización, la administración debe hacer cumplir el protocolo de medidas de bioseguridad que está vigente en las explotaciones ganaderas de porcino, controlar y analizar, vía extracción de sangre, todas las importaciones de lechones que entren en nuestro país en el espacio de tiempo más corto posible y pedir certificados de limpieza y desinfección de los vehículos de transporte de carne fresca y curada.

Este sindicato insiste en que los ganaderos deben continuar teniendo las instalaciones al día para cumplir con las medidas de bioseguridad marcadas por la administración e informar a los trabajadores de la granja del cumplimiento de las normas, y recuerda que las empresas integradoras tienen que cumplir también la normativa de bioseguridad.

Asimismo, hace un llamamiento a la Federación Nacional y Catalana de Caza, ya que afirma que hay que informar y concienciar a los cazadores del riesgo que conlleva adquirir jabalíes de países del UE.

Se ha publicado una orden a nivel europeo prohibiendo el movimiento de los jabalíes entre Estados miembros, pero Jarc afirma que tiene constancia de que de manera fraudulenta se ha seguido produciendo y que "entran crías de estos animales en el Estado escondidos los portaequipajes de los coches".

Se trata de una especie más grande que el jabalí que hay en nuestro país y que tienen como destino cotos de caza, si bien Jarc no tiene constancia de que esta práctica se haya producido en Catalunya.

La organización asegura que no basta con detener las entradas de lechones, también hay que parar las importaciones de carne fresca, jamones, embutidos y carne curada de países que en este momento tienen la PPA declarada y pone como ejemplo Polonia, país del que desde enero han entrado en España 7.276 toneladas de carne fresca, 556 toneladas de jamones y 2.093 de embutidos.