8 de abril de 2020
 
Actualizado 04/01/2008 19:15:47 +00:00 CET

Penas de hasta dos años y medio de cárcel para los acusados de golpear y apuñalar a varias personas en un bar de Berga

Tres condenados pertenecen al clan de 'Los Catoños', involucrado también en el crimen de la Patum de 2005

BARCELONA, 4 Ene. (BARCELONA) -

La Sección Séptima de la Audiencia de Barcelona ha impuesto penas de tres meses a dos años y seis meses de cárcel a cinco de los acusados de apalear a seis personas, dos de las cuales fueron también apuñaladas, durante una agresión ocurrida en un bar de Berga (Barcelona) en 2000. Además, ha absuelto al sexto acusado por todos los delitos de lesiones que se le imputaban.

Tres de los condenados pertenecen al clan de 'Los Catoños', involucrado también en el crimen de la Patum de 2005, cinco años después de las agresiones por las que ahora se les ha juzgado. Los tres son hermanos de Raúl B.B., uno de los condenados el año pasado por la muerte de Josep Maria Isanta durante aquella Patum.

La pena más alta corresponde precisamente a uno de los miembros del clan, Cristian B.B., condenado a dos años y seis meses de cárcel, como responsable de dos delitos de lesiones y con las atenuantes de "alteración psíquica" y por "dilaciones indebidas".

Por uno de los delitos deberá cumplir un año y seis meses, y un año más por el otro delito, mientras que ha sido absuelto de un delito de atentado. También deberá pagar 240 euros de multa por dos faltas.

Su hermano Antonio B.B. ha sido condenado a tres meses de cárcel por cada uno de los tres delitos de lesiones de los que estaba acusado, y teniendo en cuenta la atenuante de dilaciones indebidas. Por cinco faltas, deberá pagar una multa de 780 euros.

El tercer hermano, Vicente B.B., deberá cumplir tres meses de prisión por un delito de lesiones, también con la atenuante de dilaciones indebidas, y pagar 180 euros por una falta.

En la sentencia, hecha pública hoy, también se condena a Eduardo A.B. a tres y seis meses de cárcel por sendos delitos de lesiones, asimismo con la atenuante de dilaciones indebidas. Por dos faltas, deberá pagar una multa de 240 euros.

Se condena además a Manuel A.B. a tres meses de cárcel por un delito de lesiones, igualmente con la atenuante de dilaciones indebidas.

Finalmente, la Audiencia ha decidido absolver a Fernando R.H. de todos los delitos de lesiones por los que estaba imputado. Y los otros cinco acusados han sido absueltos del delito de desórdenes públicos que les imputaban.

SEIS VÍCTIMAS.

Por vía de responsabilidad civil, Antonio y Vicente B.B. deben indemnizar conjuntamente a uno de los agredidos con 360 euros; Antonio B.B., Eduardo A.B. y Manuel A.B., con 470 euros conjuntamente a otra víctima; un tercer agredido deberá recibir 360 euros de indemnización conjunta de José B.B. y Eduardo A.B.; y Cristian B.B., Antonio B.B. y Eduardo A.B. deberán indemnizar conjuntamente a la Generalitat --acusación particular-- con 300 euros.

Los hechos ocurrieron sobre las tres de la madrugada del 6 de febrero de 2000, cuando los acusados se dirigieron al bar '+7Plus', de la calle Balç de Berga, donde se hallaban las seis víctimas. Según la Fiscalía, tras aparecer allí de improviso e increpar a las personas que estaban en la puerta, empezaron a "agredir, atacar y golpear" a todos los que se cruzaban en su camino.

Así, los acusados presuntamente propinaron puñetazos, empujones y patadas a las víctimas --testigos protegidos en la causa--, llegando a golpear a dos de ellas con una botella de cristal en la cabeza. Según la Fiscalía, además, Cristian B.B. clavó una navaja --que no ha sido encontrada-- en la pierna de uno de los agredidos, causándole una herida de la que tardó diez días en recuperarse.

En el curso de la agresión, también resultó herido por arma blanca otro joven, a quien apuñalaron en el abdomen y le perforaron el intestino. La víctima, que llegó en 'shock' al hospital, tuvo que ser operado y tardó más de un mes en recuperarse de sus lesiones. Durante su declaración, sin embargo, no pudo precisar "con certeza" quién le apuñaló, aunque aseguró que fue o José Antonio B.B. o Cristian B.B.

Tras la agresión, los acusados huyeron del bar, aunque fueron detenidos por los Mossos d'Esquadra entre esa misma madrugada y el día siguiente. Una vez en dependencias policiales, según la Fiscalía, mantuvieron una actitud "de menosprecio y claramente ofensiva" hacia los agentes, a quienes presuntamente amenazaron de muerte durante los tres días que estuvieron detenidos a la espera de pasar a disposición judicial.

Debido a la presunta agresividad de los acusados, además, se produjeron desperfectos en las rejas, en los sistemas de ventilación, en las lámparas, en los portalámparas y en los cristales de protección de las celdas de los calabozos, que han sido valorados en 300 euros. Por los hechos ocurridos en dependencias policiales, la Generalitat se personó como acusación particular.

Por todo ello, el Ministerio Fiscal había pedido 25 años de cárcel para Cristian B.B. y 16 años para el resto de acusados. Además, reclamaba que pagaran a las víctimas indemnizaciones que sumaban 3.460 euros y que abonen a la Generalitat 300 euros por los desperfectos causados en las dependencias policiales.