Actualizado 01/06/2020 14:41:25 +00:00 CET

El Puerto de Tarragona inicia las obras del muelle de Baleares

Proyecto del Puerto de Tarragona para las obras de muelle multipropósito de Baleares (2020-2021)
Proyecto del Puerto de Tarragona para las obras de muelle multipropósito de Baleares (2020-2021) - PORT DE TARRAGONA

TARRAGONA, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Puerto de Tarragona ha iniciado las obras del nuevo muelle de Baleares, con un presupuesto de más de 27 millones de euros, una duración de 14 meses y que transformarán la fisionomía del enclave portuario.

Cambiará mucho el espacio del dique de Llevant destinado al atraque de los cruceros (tendrá 4 hectáreas y 460 metros de largo), y en un futuro también podría ampliar servicios para sólidos a granel y terminales multipropósito, según un comunicado del Port de Tarragona, presidido por Josep Maria Cruset.

La línea de atraque total será de 700 metros porque, en 240 de estos 460 metros de longitud, se podrá atracar en ambos lados, llegando a doblar el número de cruceros que podrán atracar simultáneamente, y también acoger los cruceros más grandes del mundo.

Las obras se iniciaron oficialmente el 17 de abril con la firma del acta de replanteamiento y se ejecutarán en un plazo de 14 meses (lo cual sitúa la finalización de los trabajos a mediados de 2021), con 10 fases de ejecución.

VIGILANCIA MEDIOAMBIENTAL

El Puerto ha tomado medidas ambientales voluntarias para "reducir, garantizar y minimizar la afectación" y ha diseñado un Plan de vigilancia ambiental para prevenir y controlar las acciones durante la ejecución.

Además, dispone de un procedimiento de seguimiento ambiental de obras que se aplica sistemáticamente a todas las obras promovidas por el Puerto de Tarragona.

10 FASES DE OBRAS

En la primera fase de las obras se recibe un dique flotante (cajonero) para construir los dos cajones o cimientos de hormigón --la tecnología de los cajones reduce el impacto medioambiental y acorta la duración de las obras--.

En esta fase se monta la barrera anti-turbidez en el agua, se retira parte de la escollera donde irá el nuevo dique, se acaba trasladando el dique flotante y después empieza inicia el dragado para condicionar el fondo marino de manera uniforme.

En la segunda fase se acaba el dragado y se empieza a colocar el material de la escollera desde la embarcación gánguil (se prevé poner 1.232.000 toneladas de escolleras).

En la tercera se acaba de colocar el material por medio marítimo en la escollera y después se dejar enrasado para colocar los cajones; se empiezan a fabricar los cajones y arranca la construcción del primer tramo del dique sur, con medios marítimos y terrestres.

La cuarta fase es la de fondeo y colocación de los primeros cajones e inicio de la construcción del primer tramo del dique norte, con medios marítimos y terrestres; y en la quinta se acaba el fondeo.

En la sexta se acaba el dique sur; se rellenan con piedra las celdas interiores de los cajones con medios terrestres y se realiza el trasdosado de los cajones de la escollera, con medios terrestres.

Durante la séptima se acaba el dique norte, y se inicia la construcción de la viga cantil y el relleno del muelle mediante una draga de succión con cortador (se prevé extraer más de 729.000 m3 de material del fondo del mar: casi 500.000 rellenarán el muelle).

En la octava, el muelle ya empieza a tener una forma muy identificable, y se empieza a colocar los bolardos y las defensas, mientras también se ponen en marcha las pavimentaciones en muelle y explanada.

Con la novena, el muelle está casi acabado, la viga cantil está finalizada con defensas y bolardos, el muelle se encuentra totalmente pavimentado y la explanada lo está parcialmente (habrá 33 bolardos de 200 toneladas de tiro nominal, para amarrar los cruceros más grandes del mundo); y en la décima fase el muelle ya estará operativo.