Publicado 26/10/2022 16:23

Realizan una prueba piloto de un vehículo autónomo en el Parc Natural de l'Alt Pirineu (Lleida)

El conseller de Territori, Juli Fernàndez, en el vehículo autónomo de la prueba piloto del Parc Natural de l'Alt Pirineu.
El conseller de Territori, Juli Fernàndez, en el vehículo autónomo de la prueba piloto del Parc Natural de l'Alt Pirineu. - GOVERN

LLEIDA, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Territorio, Juli Fernàndez, ha presentado este miércoles en Alòs d'Isil (Lleida) la prueba piloto del vehículo autónomo para el transporte público que se está desarrollando en el Parc Natural de l'Alt Pirineu.

Se trata de la primera experiencia europea de este tipo que se realiza en vías rurales y sin cobertura, con condiciones extremas por la climatología, la ausencia de marcas viales o el mal estado del firme, ha informado la Conselleria en un comunicado.

Las pruebas se realizan en la carretera C-147, en el tramo de 4,4 kilómetros entre Alòs d'Isil y el Refugi d'en Fornet y el punto de recarga está en la misma carretera, cerca de la Casa del oso pardo de los Pirineos.

La vía ha tenido que adaptarse con un sistema tecnológico de guía basado en la inteligencia artificial que, con conexión 'offline', proporciona al vehículo información en tiempo real sobre la localización, el entorno o el clima.

A partir de la prueba piloto, la Conselleria tiene previsto estudiar la opción de desarrollar un itinerario más completo dentro del Parque en vehículo minibús.

Según la Conselleria, el objetivo final es regular el acceso de visitas, reducir la huella de carbono y hacer frente al millar de vehículos privados, sobre todo modelos 4x4, que acceden a diario al Parque natural durante el verano, perjudicando la flora y la fauna local.

El proyecto tiene un coste de dos millones de euros y está financiado por el Programa de tecnologías digitales avanzadas de la Conselleria de Territorio, y la ejecución ha corrido a cargo del Centro de Visión por Computador de la Universidad Autònoma de Barcelona (UAB).

Volkswagen ha cedido un eGolf para las pruebas, equipado con los sensores y la robótica necesaria que circula por una vía con tramos que tienen una anchura de 2,7 metros.