Actualizado 07/02/2008 20:17:29 +00:00 CET

Sucesos.- Detienen a un conductor por conducir bebido, sin luces y superando el límite de velocidad

TARRAGONA, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los Mossos d'Esquadra detuvieron ayer a un hombre por conducir ebrio, sin luces y a 150 kilómetros por hora en un tramo en obras de la carretera C-14 en Salou (Tarragona).

Según informó hoy la Policía catalana, Enrique D.F., de 27 años y nacionalidad dominicana, circulaba con su vehículo haciendo ziz-zag detrás de un camión. Los agentes que realizaban un control de alcoholemia observaron los hechos e hicieron señales a ambos vehículos para que pararan, pero el infractor no hizo caso de las indicaciones.

A continuación, una patrulla policial inició su seguimiento cuando el vehículo infractor circulaba a 150 kilómetros por hora y sin luces por la carretera N-340, sentido sur, en un tramo afectado por obras donde la velocidad máxima es de 60 kilómetros por hora. En aquella zona, el infractor invadió varias veces el carril contrario y avanzó a algunos vehículos por la derecha.

Finalmente, a la altura del kilómetro 5 de la carretera TV-3141, el vehículo se estampó contra un elemento decorativo de una rotonda cuando intentaba girar hacia la derecha para introducirse en un núcleo residencial. En ese momento, los agentes de la Policía detuvieron a Enrique D.F. y le realizaron la prueba de alcoholemia, que dio un resultado de 0,73 miligramos de alcohol por litro de aire expirado. Además, el infractor ya tenía antecedentes por otras alcoholemias positivas.

Esa misma noche, otro vehículo huyó de un control de alcoholemia en la C-31, a la altura de Cunit (Tarragona). Cuando los agentes se disponían a pararle para hacer el control, el infractor apagó las luces y aceleró, obligando a los mossos d'Esquadra a apartarse "para evitar ser envestidos por el vehículo", según informó la Policía autonómica.

Pese a la velocidad del vehículo, los agentes pudieron tomar nota de su matrícula y detuvieron posteriormente al conductor, Miguel Ángel T.C., de 23 años y vecino de Calafell (Tarragona), que también dio positivo en la prueba de alcoholemia con una tasa de 0,54 miligramos de alcohol por litro de aire expirado, y por cocaína y anfetaminas.