Actualizado 05/11/2008 19:31 CET

La UAB cita a casi 60.0000 personas para escoger al rector el 15 de diciembre

BARCELONA, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) acordó hoy que los 56.800 electores de la UAB elijan rector el 15 de diciembre en una cita electoral que podría alargarse hasta el día 18 del mismo mes si se tuviera que celebrar una segunda vuelta por empate de candidatos, según informó hoy la universidad.

La campaña electoral de la universidad se realizará entre el 21 de noviembre y el 13 de diciembre, después de la presentación oficial de las candidaturas entre el 8 y el 17 de noviembre, según un comunicado.

La fórmula será la elección directa y sufragio universal por parte de los distintos sectores de la universidad: 1.400 docentes funcionarios; 21.000 electores del personal académico e investigador en formación que ejerce funciones de docencia; 32.000 estudiantes de grado y de posgrado, y 2.400 electores del Personal de Servicio y Administración (PAS).

Las elecciones en la UAB se han avanzado nueve meses porque el actual rector, Lluís Ferrer, dejará su cargo antes del tiempo previsto para dedicarse a la investigación de su especialidad, Veterinaria, en algún país extranjero como Estados Unidos.

Ferrer dejará la rectoría, previsiblemente en enero, después de la celebración de las elecciones. La Ley Orgánica de Universidades (LOU) establece dos vueltas en la elección de candidatos, separadas por 15 días como mínimo, en caso de que se presentaran más de dos. No obstante, a pesar de que todavía es temprano para avanzar nombres, la Autònoma es una universidad con tradición de sólo dos candidaturas.

"Ha cumplido un ciclo, quiere que otro equipo ponga en marcha Bolonia", aseguraron recientemente fuentes de la universidad. De hecho, Ferrer encaró la primera fase del proceso de adaptación a la enseñanza universitaria europea, ya que él fue partícipe de la elaboración de los tres grados Bolonia --Humanidades, Física y Matemáticas-- que la Autònoma estrenó en septiembre.

Más allá de su participación en la concreción de Bolonia para su universidad, Ferrer tuvo que afrontar a varias protestas anti-Bolonia de algunos de sus estudiantes, que exigían la dimisión del rector. "No es una dimisión", aclaró hoy la UAB, y añadió que la marcha de Ferrer "no tiene ninguna relación con los estudiantes".