Actualizado 04/02/2015 11:33 CET

José Bono evita hablar de la sanción a su hijo por dopar a su caballo

JOSE BONO AMELINA BONO
Foto: JOSÉ RAMÓN HERNANDO

MADRID, 4 Feb. (CHANCE) -

   José Bono está muy unido a su hija Amelia Bono. El que fuera Presidente del Congreso tiene el cariño y apoyo de su gente. Mientras su ex mujer ha rehecho su vida al lado de Ernesto Manrique, el político de momento sigue con su vida en solitario, aunque siempre arropado por su gente más allegada.

   Aunque tiene una apretada agenda, José aprovechó un hueco para reunirse con su hija Amelia. Después de estar casado 29 años con Ana Rodríguez, ahora José ha encontrado la felicidad junto a su familia. Pieza importante en todo esto son sus tres nietos, los tres hijos de Amelia y su marido Manuel Martos, hijo de Raphael.

   Cuatro años más tarde de su separación, a la vista queda que cada uno hace su vida. Eso sí, sin separarse de sus hijos. Ya sea en Madrid o en algún otro lugar de nuestro país. En esta ocasión, padre e hija disfrutaron de una jornada juntos.

   José y Ana Rodríguez estuvieron treinta años casados. Pusieron fin a su matrimonio en el año 2010. La pareja tuvo cuatro hijos Amelia, José, Ana y la pequeña Sofía adoptada cuando era un bebé. Ahora Ana y Jose son abuelos de tres niños, hijos de su hija Amelia y de Manuel Martos.

   Amelia y Manuel llevan más de siete años juntos y el amor entre ellos no ha hecho más que multiplicarse desde entonces. Son padres de tres niños, Jorge de cuatro, Manuel de tres, y Gonzalo de casi un añito, y no descartan ir a por la niña para completar su felicidad. "Yo quiero la niña, creo que nos animaremos a tener otro bebé", ha llegado a declarar la hija de José Bono y Ana Rodríguez.

PADRE E HIJA COINCIDIERON EN EL MISMO RESTAURANTE

   Con el benjamín, la pareja, que se casaba en Toledo en 2008, después de mantener una relación sentimental durante varios años, se convirtió en familia numerosa. Quién sabe si dentro de poco llegará la niña, deseo que ha confesado Amelia en más de una ocasión.

   Mientras llega ese momento, Amelia disfruta de la compañía de sus seres queridos. Compagina con sus compromisos profesionales y su pasión por la moda con su familia. La joven recorrió las tiendas más prestigiosas de la 'Milla de Oro' acompañada de dos amigas.

   Para la ocasión lució pantalón negro de cuero, camiseta negra, deportivas moradas de la firma 'New Balance' y abrigo de piel. Tras las compras, se dirigió a un conocido restaurante de la capital y allí coincidió con su padre, que acudió a almorzar con Francisco Marhuenda.

   Tras las compras y el almuerzo, Amelia, que no se despegó de su teléfono móvil, seguramente para tener información sobre su hijo Gonzalo, se marchó a casa. No se quería entretener mucho, y es que querría llegar a tiempo de recoger a sus hijos mayores en el centro escolar en el que estudian.

   Por lo que respecta a José Bono, no quiso pronunciarse sobre las informaciones publicadas acerca de su hijo que ha sido sancionado seis meses sin competir por dopar a su caballo. El político no quiso hacer declaraciones y prefirió no dar su opinión.