Norma Duval dispuesta a empezar una nueva vida con sus sobrinas fuera de casa

Norma duval
NORMA DUVAL/ EUROPAPRESS
Publicado 19/07/2018 7:00:25CET

   MADRID, 19 Jul. (CHANCE) -

   A los 62 años Norma Duval está tan estupenda como cuando era un mito erótico de nuestro país, además se sigue atreviendo con todo. Si durante la semana del Orgullo LGTB la veíamos subirse sobre el escenario de una conocida discoteca aclamada como una auténtica diva, ahora la artista se anima a posar en bañador para la revista ¡Hola!, donde se confiesa sobre su nueva vida.

   Aunque su nombre siempre ha estado realizado con el lujo, lo cierto es que Norma es una trabajadora incasable que ha tenido que hacer frente a la tragedia en más de una ocasión. Tras su divorcio cuando su hijo pequeño era todavía un adolescente, Normal volvió a confiar en el amor al lado de Matthias Kühn, pero justo después tuvo que afrontar el peor palo que le ha dado la vida, la muerte de su hermana Carla. Norma afrontó la tutela de sus sobrinas mellizas, Paula y Andrea, que el año que viene al cumplir los 20 años planean independizarse. Ahora Norma cuida de su madre, la cual sufre en Alzheimer severo. Sin embargo, la artista no pierde las ganas de vivir y reconoce que quiere empezar de cero.

"Considero que mi etapa educacional con mis sobrinas ha concluido, aunque nunca dejaré de estar pendiente", confiesa a Norma a la revista ¡Hola!. "En enero del año que viene se irán a vivir a su nueva casa, que están reformando. Al cumplir 20 años, como mis hijos mayores", explica la vedette.

   Con este cambio Norma está dispuesta a empezar una nueva vida: "tengo planes para mí" y confiesa: "a partir del año que viene voy a plantearme dejar La Moraleja, es muy grande para mí, pero no la voy a vender, la voy a alquilar". "Es posible que vuelva a mi casa de Madrid, aunque también puede que me compre una cerca de mis hijos", desvela la artista que asegura "en La Moraleja he pasado una maravillosa etapa de mi vida que ha durado veintiocho años pero ahora quiero comenzar a vivir un poco más la vida", sentencia. Con estas sorprendentes declaraciones Norma se refiere a "poder disfrutar de más tiempo para mí después de toda la vida trabajando".

   En cuanto al complicado estado de salud de su madre asegura: "Dentro de su problemita alzhéimer, vive en un mundo feliz y está muy bien cuidada y muy sana". Pero en cuanto a su propio momento persona confiesa: "en plena madurez tras haber visto cumplidas muchas cosas, por eso mismo tengo derecho a vivir un poco más tranquila", sin embargo en este momento sigue sin plantearse subirse al altar con su pareja: "Hay que acabar de solucionar ciertas cosas".

   Pero para Matthias solo tiene buenas palabras de amor y gratitud: "es muy buena persona, muy divertido, muy joven, muy fresco. Te hace la vida más agradable", asegura ilusionada como una veinteañera. Y es que eso es lo que parece Norma en las páginas de ¡Hola!, una chica joven dispuesta a empezar una nueva vida y repleta de ganas.