Sepiia, la marca de camisas inteligentes: no se manchan, no se arrugan y no huelen

Publicado 03/10/2019 17:37:22CET
Sepiia
Sepiia - SEPIIA

Tras el indudable éxito de la firma de moda inteligente Sepiia, con prendas que gracias a la innovación textil no se manchan, no se arrugan, repelen malos olores siendo transpirables, no dejan manchas de sudor y garantizan una gran funcionalidad también por su elasticidad, Federico Sainz de Robles, CEO de la joven pero prometedora startup española, presenta su nuevo lanzamiento. Llega a Sepiia la generación de prendas inteligentes 3.0 incorporando al textil los últimos avances en tecnología wellness que consiguen mejorar la calidad de vida del usuario.

Esta evolución científica que apuesta por una moda sostenible y favorecedora para la salud, es posible gracias un tipo de radiación electromagnética conocida como Infrarrojo Lejano, el cual absorbe el ser humano a diario a través de calor proveniente de Sol. Se trata de una radiación imperceptible para el ojo humano al poseer una longitud de onda más larga. Los rayos de infrarrojo lejano penetran en la piel y benefician con su calor tanto a músculos como articulaciones, vasos sanguíneos y células corporales. Esta radiación activa las moléculas de agua en nuestro organismo y con ella la actividad celular y la oxigenación. Eleva la temperatura subcutánea, se dilatan los capilares y se eliminan las toxinas con mayor facilidad. Al mejorar el sistema circulatorio se acelera el metabolismo. También mejora el pH de la piel, además de prevenir los dolores en los ligamentos y huesos causados por exceso de ácido úrico.

Las nuevas prendas de Sepiia incorporan la tecnología biocerámica en su parte delantera para conseguir todos estos beneficios, logrando en el organismo un mayor bienestar que a su vez mengua los efectos adversos como los dolores, la inflamación, el estrés o el cansancio, algunos de los problemas más comunes que sufre la sociedad actual. Pero también refuerzan las propiedades antimanchas de los puños y cuello, y la zona trasera y de axilas consiguiendo un tejido todavía más transpirable ofreciendo un mayor confort al usuario.

Se puede adquirir a precio early bird a través de la plataforma para proyectos creativos Kickstarter, donde también se podrán encontrar packs y ofertas especiales de lanzamiento.

FEDERICO SAINZ NOS CUENTA LAS NOVEDADES DE PRIMERA MANO

CHANCE: Háblanos de Seppia.

Federico Sainz: Es una marca que hace ropa para vestirse en el día a día pero con tecnología, para conseguir tres cosas: primero que aporte confort a lo largo del día; todas estas prendas son elásticas, transpirables, confortables, sin marcas de sudor... Por otro parte, nos concentramos en que necesiten menos cuidados, entonces no hace falta plancharlas porque no se arrugan, tienen un tratamiento antimanchas que hace que los líquidos resbalen y tienen un tratamiento antiolores que hacen que la prenda se pueda usar varios días. Por último se produce todo de forma sostenible, al igual que en el uso y en el cuidado de la prenda. Al necesitar menos lavados y no necesitar plancha consume menos recursos y tiempo.

CH: ¿Dónde producís?

FS: Producimos en España, desde la materia prima con la que hacemos los hilos, que viene de Cataluña, hasta el producto final que se realiza en Toledo. Y en cada parte del proceso vamos integrando tecnología para conseguir que el producto pueda hacerle el día a día más fácil a los usuarios, cuidar el planeta y crear industria.

CH: ¿Cómo surgió la idea?

FS: Esto empezó hace tres años. Yo estaba trabajando en un laboratorio de tecnología textil, en la parte de investigación, y me dedicaba a crear tecnología para otros clientes y proyectos. Al final me di cuenta de que todos los proyectos que se hacían uniendo moda y tecnología se quedaban como algo muy conceptual y experimental. Hicimos desfiles diferentes, pero se quedaba todo en eso, en algo bonito que ver una pasarela, pero no había una transición para hacer un producto para uso diario. Entonces vimos que había una oportunidad de empezar una empresa y a eso me lancé.

CH: ¿Cómo es empezar una empresa de moda en España?

FS: Todo es un reto, empezar cualquier negocio siempre es un reto. En España lo guay es que existe un industria muy chula que permite seguir todo el producto desde el principio, desde el hilo que se hace en Cataluña, hasta la confección final que hacemos en Toledo. Entonces, nos ha permitido tener un producto muy tecnológico y prácticamente no hay competencia porque no se hacen cosas similares. Entonces, los clientes han comprendido el valor que les estábamos poniendo encima de la mesa y han empezado desde el principio a comprar el producto. No sé si sabría compararme con una marca de moda normal que juega en el campo del diseño... nosotros en realidad jugamos en el campo de la tecnología y, como es un campo en el que no hay prácticamente nadie en el sector de la moda, hemos tenido muchas oportunidades de poder sacar producto y que haya mucha aceptación.

CH: ¿Cómo es esta unión entre tecnología y moda?

FS: En realidad, sin nos damos cuenta, todos los sectores ya son inteligentes: está el coche inteligente, la cuidad inteligente, el móvil inteligente, la tele inteligente... pero, sin embargo, la ropa, que es el producto con el que más tiempo pasamos a lo largo de nuestra vida, que más en contacto está con nuestro cuerpo, la tecnología no había llegado a ella. De hecho, los productos cada vez funcionaban peor. Pero, en algunos terrenos, como en la ropa deportiva o militar, sí que había habido muchos avances en materiales cada vez más ligeros, transpirables, cómodos... y toda esa tecnología de algún modo la hemos querido llevar a hacer prendas de uso diario que parezcan prendas normales, pero que detrás tengan toda la tecnología que haga que el usuario se sienta más cómodo y que la prenda requiera menos cuidados.

CH: Si echas la vista al pasado, ¿te imaginarías terminar así?

FS: No, para nada, cada día me sorprendo de todo lo que hacemos. Empecé solo y hora tengo un fantásticos equipo de ocho personas. Es un placer poder ir aprendiendo y creciendo cada día, escuchando a los clientes y sabiendo cuales son sus impresiones. En ese sentido estoy feliz de poder dedicarme a lo que me gusta.

CH: ¿Crees que en el mundo de la moda, por lo menos en España, la moda para hombre está en segundo lugar?

FS: El hombre siempre ha comprado de forma distinta a mujer. Si vemos los porcentajes de ventas, la mujer siempre compra muchos más productos, pero, sin embargo, el hombre siempre se preocupa más por lo que lleva ese producto y cada vez crece mas el sector. Nosotros empezamos con el hombre porque veíamos que era el usuario perfecto para nuestro tipo de producto. Si a un hombre le dices que puede estar cuatro días con la misma camisa sin tener que plancharla o tener que lavarla le haces feliz, pero, si se lo dices a una mujer sale espantada. Entonces, son distintas estrategias, a pesar de que nosotros pensamos que el producto dentro del sector de mujer nos puede funcionar muy bien, aunque dándole una vuelta a la forma de venta y comunicación. De momento, nosotros estamos enfocados en el hombre, que es el 50% de la población y todos se tiene que vestir, así que es un mercado muy grande.

CH: ¿Qué estáis presentando actualmente?

FS: Vamos a lanzar nuestra primera campaña en Kickstarter, con un nuevo material que hemos desarrollado que tiene unas partículas de biocerámica dentro del hilo, que ayudan a que te puedas sentir mejor a lo largo del día. Generan una serie de estímulos en la piel que ayudan a reducir sensaciones de estrés, de dolores... no es un producto médico en ese sentido pero, de algún modo, puede ayudar a que el usuario se sienta mejor a lo largo del día.

CH: ¿Planes de futuro?

FS: De cara al futuro queremos seguir haciendo felices a nuestros clientes con las prendas que podamos hacer. Empezamos con camisas, abrimos polos y este año también hemos lanzado camisetas y poco a poco esperamos poder lanzando un armario de prendas confortables, que requieran menos cuidado y sostenibles.

Contador

Para leer más