Publicado 02/04/2020 15:24:53 +02:00CET

10 consejos para afrontar la crisis económica producida por el COVID-19

Jorge, actor, y Fernanda, profesora preocupados
Jorge, actor, y Fernanda, profesora preocupados - Jesús Hellín - Europa Press - Archivo

   MADRID, 2 Abr. (CHANCE) -

La pandemia del COVID-19 está trayendo muchas consecuencias, tanto sanitarias como económicas. Los ERTE son una realidad y una gran preocupación en cada hogar. Esto gener en muchas personas, ansiedad, estrés, miedo, y el entrar en los pensamientos en bucle... Ante la actual crisis, Omnidoctor, plataforma española de telemedicina, ha decido poner a disposición de la población española su servicio de video consulta de manera gratuita.

Durante el periodo del Estado de Alarma, una plantilla de más de 300 médicos y psicólogos colegiados y tele formados en COVID-19, realizarán video consultas gratis sin espera a todos aquellos ciudadanos que así lo demanden.

   Además de ayudar a descongestionar el sistema sanitario, esta plataforma, permitirá a todos aquellos que lo deseen, recibir vídeo consultas de psicología para ayudar a afrontar tanto el aislamiento como la difícil situación económica que están viviendo muchas familias.

   Muchas empresas ante esta situación se acogen a un ERTE, con el fin de subsanar las dificultades económicas a las que se enfrentan. Esto supone para los trabajadores una suspensión temporal de sus contratos o reducción de sus jornadas laborales y por tanto de sus salarios.

¿CÓMO AFRONTAR LA SITUACIÓN?

La psicóloga Cristina Romero aconseja:

   1. LOS PENSAMIENTOS: identificar aquellos que nos crean malestar y no dejarnos invadir por ellos, centrándonos en el ahora y afrontando el día de hoy de forma positiva desde la realidad; es decir, no permitir que el pensamiento se vuelva catastrofista sino objetivo ej: tengo las necesidades básicas cubiertas, tengo ayudas, etc. En situaciones de incertidumbre, la percepción que tenemos de las cosas suele ser negativa y esto da lugar a más preocupación y ansiedad.

   2. ACEPTAR LA SITUACIÓN: nos encontramos ante un contexto sin precedentes al que debemos adaptarnos. Es importante darse cuenta que no tenemos culpa ni poder sobre la situación; es decir, no es un despido por no hacer algo bien en el trabajo, sino una situación extrema que atañe a toda la sociedad.

   3. TRANSFORMAR EL MIEDO EN OPORTUNIDAD: tener miedo en esta situación es normal. El miedo es una emoción necesaria que nos permite la supervivencia. Podemos tomar esta difícil situación para ayudarnos a ver una oportunidad de mejora en otros ámbitos, por ejemplo hacer algo nuevo, estudiar algo, terminar algún proyecto que dejamos a medias o poner en marcha aquella idea para la que nunca tuvimos tiempo...

   4. CREAR UNA NUEVA RUTINA: no poder salir de casa no debe ser un impedimento para continuar con nuestra vida, solo tenemos que adaptar nuestras costumbres a estar dentro de casa. Levantarnos a una hora prudente, mantener una rutina de higiene personal, vestirnos y arreglarnos para vernos bien; es decir, no abandonarnos… Además, es muy importante intentar que nos dé un poco el sol, aunque sea desde la ventana, balcones, terrazas...

5. SABER EN QUÉ DÍA VIVIMOS. Es importante que, aunque no salgamos de casa, tengamos un control del tiempo que dedicamos a cada tarea, así como del día de la semana en el que estamos. Es necesario crear rutinas diferenciadas para los días de entre semana y el fin de semana. Ponernos entre semana a desarrollar algún objetivo nuevo (si nos quedamos sin trabajo) y continuar haciendo planes especiales dentro de casa los fines de semana nos ayudará a todos a sobrellevar elconfinamiento.

   6. PONERSE EN LA SITUACIÓN DE LOS MÁS PEQUEÑOS. Si antes dedicábamos mucho tiempo a trabajar y no podíamos casi estar con nuestros hijos, ahora es un buen momento para disfrutar de ellos sabiendo que es un momento único. Además esta nueva situación es difícil de entender para los niños. Es importante que las madres y los padres les cuenten qué es el Coronavirus de una forma comprensible para ellos, como puede ser un cuento en el que el virus es muy malo y hay que quedarse en casa para vencerlo. También hay que disfrutar del tiempo que pasamos con ellos creando momentos irrepetibles, jugando juntos, así como haciéndoles partícipes de las tareas de casaparaque se sientan útiles y tengan buenos recuerdos de esta complicada situación que todos estamos viviendo.

7. MANTENERNOS CERCA DE NUESTRA RED DE APOYO. En unos momentos tan difíciles como es una reducción laboral unida al confinamiento, es vital poder apoyarse en la gente que quieres y, ante una situación tan inusual como la que estamos viviendo, es aún más necesario. Las nuevas tecnologías nos ayudan a sentirnos cerca de la familia y de los amigos, permitiéndonos mantener el contacto con ellos de formahabitual.

8. ENCONTRAR MOMENTOS PARA UNO MISMO. Es importante encontrarnos con nuestros pensamientos de forma sosegada, reflexionar calmadamente sobre lo que ha ocurrido en la empresa y las posibilidades reales. Dedicarnos un tiempo a nosotros, al menos, 15 minutos al día para disfrutar de uno mismo eligiendo la actividad que a cada uno le guste y disfrutando de ella de maneraindividual.

   9. SER CONSCIENTE DE TU REALIDAD. Cada persona vive una realidad diferente, es imprescindible ser consciente de ello y afrontar y analizar cada situación de forma individual desde la calma. Recurrir a apoyo psicológico en estos momentos puede ser muybeneficioso.

   10. AYUDAR A TODOS TUS CONTACTOS A SOBRELLEVAR LA SITUACIÓN. Un ERTE es un añadido de malestar en estos momentos, por eso es importante ser consciente de que no estamos solos. Muchas veces trascender los problemas propios y ayudar a los demás a sentirse un poco mejor, puede ayudarnos, sin darnos cuenta, a nosotros mismos. Sentir la cercanía de todos, compartir noticias positivas, mensajes de apoyo, vídeos divertidos para sentir que todos "Resistiremos".

   Además, los facultativos de la plataforma Omnidoctor, especializados en COVID-19, a través de las consultas gratuitas ayudan a combatir el virus en los siguientes casos:

    Identificar síntomas o casos sospechosos de COVID-19.

    Orientación de pacientes expuestos al COVID-19.

    Evaluación y direccionamiento de casos COVID-19 positivos a centros de salud en casos necesarios.

    Monitorización y aislamiento de pacientes COVID-19 positivos que no representen casos de riesgo.

    Valoración remota del paciente en recuperación y seguimiento para evitar la reinfección.

    Valoración de pacientes con patologías leves no asociadas a COVID-19.

Para leer más