Actualizado 24/01/2021 23:16 CET

Kiko Rivera: "Entiendo que mi madre se haya quedado sola, no quiero solucionar nada"

KIKO RIVERA
KIKO RIVERA - GETTY IMAGES

   MADRID, 24 Ene. (CHANCE) -

   Nos avisaron y así ha sucedido. Kiko Rivera se ha sentado en el Deluxe para hablar de la situación que atraviesa con su madre, Isabel Pantoja y lo cierto es que nos ha dejado boquiabiertos. El pequeño del alma de Cantora no ha tenido pelos en la lengua para detallar rasgos de la personalidad de su madre que siempre se habían especulado en los medios de comunicación, pero que hoy ha confirmado públicamente.

   Kiko Rivera ha confesado que el día que se rompió todo tipo de vínculo con su madre fue el 2 de agosto del año pasado. En el momento en el que él entra en el cuarto secreto y descubre las pertenencias de su padre hay un antes y un después: "Se rompió el día dos de agosto cuando me encontré lo que me encontré, luego la llamada me sentó como una patada en el culo. Lo que verdaderamente me sentó mal es que yo necesitaba a mi madre como madre, no como artista. Luego ha venido lo del coche, decir que soy un mantenido, echar las culpas a Irene...".

   El dj ha dejado claro que no quiere arreglar las diferencias que tiene con su madre, lo que quiere es una explicación de por qué ha actuado de esta manera y por qué le ha creado el pufo económico que tiene en una de sus propiedades: "Yo no quiero que se solucione, ahora mismo no hay solución, quiero que me explique lo que ha pasado y luego ya veremos la si tiene solución".

   Como bien hemos dicho al principio, Kiko Rivera ha hablado sobre la personalidad de su madre y ha explicado que hay dos personas en una, la artista y la persona: "Mi madre como artista es la número uno, pero a veces como persona es como es. No me arrepiento de nada de lo que he dicho, sí me arrepiento entre comillas que esa entrevista sirviera para hablar de otras cosas". Además ha asegurado que no se arrepiente de haber hecho su entrevista en 'Cantora: la herencia envenenada' porque todo lo que dijo públicamente era verdad.

   Muchos años intentando entender la relación que había entre madre e hijo y hoy, el propio Kiko Rivera ha confesado que estaba completamente cegado con ella. Aunque veía cosas extrañas y comportamientos que no entendía, no podía tener una mirada crítica hacía ella: "Yo estaba cegado, yo estaba enamorado de la figura materna".

   Una de las cosas que más nos ha dejado sorprendidos ha sido cuando Kiko Rivera ha contado que ha visto como la cantante ponía a trabajar a algunas fans que han ido a Cantora a visitarla: "He visto a fanáticas de mi madre que van a cantora y mi madre las ha puesto a trabajar. He tenido peleas porque yo he llevado a mis amigos y les han mandado a por agua y he tenido que decir ‘eh, que es mi amigo´".

   Jorge Javier Vázquez le ha preguntado a Kiko Rivera si, con el paso del tiempo, entiende que su madre se haya quedado sola, sin apoyos y él ha confesado: "Entiendo que mi madre haya acabado sola y yo en más de una ocasión he tenido que escribir mensajes a personas que mi madre y mi tío han tenido en casa y les han tratado que… he tenido que pedir disculpas".

Para leer más