Actualizado 16/09/2016 01:40 CET

Laura y Cris, primeros expulsados de 'Gran Hermano 17'

LAURA Y CRIS DE GRAN HERMANO 17
TELECINCO

   MADRID, 15 Sep. (CHANCE) -

Gran Hermano 17 ha vivido sus primeras expulsiones. Las dos parejas de concursantes de la casa han estrenado la sala de expulsión donde se han tenido que enfrentar al veredicto del público.

Laura y Meritxell entraban juntas en la casa sin conocer, al igual que Cris y Fernando, que su convivencia solo duraría una semana. A través de la aplicación, lo usuarios han podido elegir quién querían que se quedase dentro de la casa de Guadalix de la Sierra.

Las primeras que debían hacer frente a esta decisión eran las amigas de Barcelona. Nerviosas y con muchos titubeos, Laura y Meritxell hablaban con Jorge Javier antes de conocer que era esta primera la que debía hacer las maletas.

Su amiga Meritxell quiso entregarle la caja que le podía dar una vida extra para volver al concurso, un regalo que Laura no quería aceptar antes de abandonar la casa. Aún así en plató descubrió que ninguna de las dos cajas llevaba el mensaje que le permitiría volver a GH.

Por su parte, Cris y Fernando se enfrentaban a la sala de expulsión sin saber que el primero de los amigos gaditanos había terminado su aventura en Gran Hermano 17. Fernando regresaba a la casa entre lágrimas mientras el resto de los concursantes mostraban su sorpresa en el rostro por la expulsión de Cris. El gaditano también pudo comprobar en el plató que ninguna de sus cajas -una suya y el resto regalo de sus compañeros- le daban el billete de regreso a Guadalix de la Sierra.