Actualizado 19/11/2009 12:10 CET

Patricia Vico: 'Esta temporada se va a llorar mucho en 'Hospital Central'

Patricia Vico
EP

MADRID (Por Gloria Vázquez)

La actriz Patricia Vico ha vuelto de nuevo a ponerse la bata en 'Hospital Central'. Nos anuncia que va a ser una temporada cargada de emociones y de las que nos harán llorar. Ha disfrutado muchísimo realizándola y comenta que su personaje en particular le cae muy bien.

Al igual que Maca, Patricia se considera una mujer muy directa y que dice las cosas sin tapujos, aunque a veces no merezca la pena ser tan sincera. Pero pese a no haberse aprendido aún la lección confiesa sentirse feliz junto a una pareja tan sincera como ella.

Juntos forman una familia, junto a un pequeñín de 3 años al que adora y por el que ha rechazado muchos proyectos, porque considera que su familia es una prioridad y así pretende seguir manteniéndolo.

- ¿Qué pasa en la vida de Maca esta temporada?

- Comienzo con la recuperación de mi chica, va a ser larga y dura. Cuando parece que las cosas se van normalizando yo sufro una pérdida familiar y a raíz de ahí aparecen unos problemas familiares que afectarán a la pareja. Aunque haya mucho amor hay cosas que distancian, no hay una ruptura. Yo sigo en conflicto constante.

- ¿Pero te gusta esa faceta de tu personaje?

- No, pero a los guionistas parece que sí. Me apetece reírme que haya un poco de humor en mis historias. En esta temporada se va a ver una parte de Maca que no corresponde con la del Hospital, algo más personal. Dónde se ha criado, cómo le ha afectado en su personalidad. Mi consejo para la audiencia es que tengan preparado el pañuelo porque se va a llorar y mucho, no sólo con mis historias, sino en general.

- ¿En tu vida eres lo contrario de Maca?

- No tampoco. Maca tiene una seguridad aplastante que yo no tengo, tiene una fortaleza implacable que yo tampoco tengo... pero es un personaje que me gusta mucho y me cae muy bien. He disfrutado mucho esta temporada con él porque le pasan mil cosas. Yo intento ser tan fuerte y tan segura como mi personaje, pero es rollo fachada y luego se rompe y soy más bambi. Soy bastante clara, que es algo que tengo en común con Maca, que ambas somos tías muy directas. Cuando estudiaba me decía que antes de hablar me mordiera la lengua y contara hasta 10. He aprendido con el tiempo que no es necesario ser tan clara, ni tan directa, ni nada por el estilo. Algunas veces puede que sea mejor, pero otras es innecesario, sobre todo cuando te encuentras a alguien como tú. Los dos chocáis de una manera tan brutal que la que se acaba lamentando eres tú.

- ¿Depende del ámbito en que te muevas, si es con tus amigas o con tu pareja?

- Mi pareja me dobla, es mucho más directo y mucho más claro que yo.

- ¿Cómo lo lleváis?

- Muy bien, es una de las cosas que tenemos en común y que disfrutamos.

- ¿No te doblega en ocasiones?

- Sí, pero cuando ves a alguien que es mucho más duro y mucho más claro que tú te das cuenta de que tú también eres así.

- ¿Te sientes como en un espejo?

- Sí, y es cuando aprendes que no es necesario.

- ¿Crees que se hace daño gratuito?

- Creo que a veces es mejor una mentira piadosa que la cruda realidad. Muchas veces es que no sirve para nada. Depende del contexto, de la situación, pero disfrazar un poquito la realidad ayuda a que seamos un poco más felices. A mí me han tachado de bruta, porque abro la boca y no sé lo que digo, y al rato reflexiono y me doy cuenta de que tenía que haberme cortado un poco.

- ¿Consideras que has aprendido la lección?

- Si, lo que pasa es que las lecciones se olvidan.

- ¿Qué más cosas te ves haciendo a parte de Hospital Central?

- El año pasado hice 'La Ira' que me vino fenomenal, necesitaba colgar la bata unos días y el año que viene voy a hacer una película que se llama 'Las huellas del agua' y que la haré como en abril. El guión es magnífico, la historia es muy bonita. Es otro registro y me apetece muchísimo.

- ¿Con quién más vas a trabajar?

- No está cerrado el reparto.

- ¿Teatro?

- De momento no quiero hacer. Porque yo entré aquí, me quedé embarazada, trabajé hasta los ocho meses me cogí una baja de nada y volver a trabajar y es que mi hijo me tiene que ver. Yo quiero estar con mi hijo porque sino no lo habría tenido. Esta serie me parece un lujo asiático porque me da una comodidad alucinante, puedo organizarme perfectamente. Me han surgido oportunidades y muy buenas, pero no, sólo cosas puntuales.

- ¿Qué edad tiene tu hijo ya?

- Tres años, y no quiero perderme un baño o una cena, para mí es lo más grande de mi vida. Tampoco ha habido ningún proyecto por el que me haya apetecido apostar, porque por un rodaje tienes unas fechas, no haces una gira. A mí de momento me compensa mi vida familia, la necesito y mucho más ver a mi hijo todos los días.