Los antiguos egipcios ya conocían la variabilidad del sistema Algol

Actualizado 12/11/2018 17:15:07 CET
Texto del Calendario de El Cairo
JETSU L. / PORCEDDU S., DOI: 10.1371/JOURNAL.PONE.

   MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Un antiguo papiro egipcio puede ser el registro más antiguo del brillo de una estrella, con una nueva perspectiva sobre el desarrollo del sistema de estrellas triple de Algol durante miles de años.

   Conocido como el Calendario de los Días de la Suerte y el Desafortunado, este papiro --el Calendario de El Cairo--, que data de 1244 - 1163 AC, asigna predicciones y pronósticos a todos los días del año egipcio. Estos pronósticos indican si el día, o parte del día, se considera "bueno" o "malo". El calendario también contiene información sobre las observaciones astronómicas del día, como el comportamiento de los objetos astronómicos, especialmente Algol.

   Ahora, los investigadores dicen que el simbolismo astronómico descubierto en los dos mitos más antiguos del Egipto sugiere que se podrían encontrar pistas similares en otros textos del antiguo Egipto.

   El artículo, publicado en 'De Gruyter - Open Astronomy', observa cómo se utilizaron las leyendas de las deidades egipcias Horus y Set en el calendario. Las deidades describen el comportamiento de los objetos astronómicos, específicamente, las observaciones a simple vista del sistema variable de tres estrellas Algol.

   Sin embargo, casi nada se sabe sobre quién registró el período de Algol en el calendario de El Cairo, ni cómo. Los autores muestran cómo los antiguos escribas egipcios presentan los fenómenos celestes como la actividad de los dioses, lo que revela por qué Algol recibió el título de Horus.

   El estudio presenta diez argumentos que muestran que los antiguos escribas egipcios, conocidos como los "observadores de la hora" tenían los medios y motivos posibles para registrar el período de Algol en el calendario de El Cairo.

   "El descubrimiento de la variabilidad de Algol tendría que estar fechado miles de años antes de lo que se sabía anteriormente. La estrella habría sido parte de la mitología del antiguo Egipto como una forma del dios Horus", dijo el autor del estudio Sebastian Porceddu, de la Universidad de Helsinki.