Pequeños cambios del viento solar desatan 'huracanes' junto a la Tierra

Actualizado 19/09/2017 11:33:54 CET
Simulación del efecto del viento solar junto al campo magnético terrestre
EMBRY-RIDDLE AERONAUTICAL UNIVERSITY

   MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Pequeñas fluctuaciones en el viento solar que fluye hacia el escudo magnético de la Tierra pueden afectar a la velocidad y la fuerza de los 'huracanes espaciales'.

   Una investigación de Katariina Nykyri, de la Universidad Aeronáutica Embry-Riddle, publicada en el Journal of Geophysical Research - Space Physics, ofrece la primera descripción detallada del mecanismo por el cual las fluctuaciones del viento solar pueden cambiar las propiedades de los llamados huracanes espaciales, afectando a cómo el plasma es transportado al campo magnético terrestre.

   Estos 'huracanes' están formados por un fenómeno conocido como inestabilidad de Kelvin-Helmholtz (KH). Mientras el plasma del Sol (viento solar) barre a través del límite magnético de la Tierra, puede producir grandes vórtices (alrededor de 10.000-40.000 kilómetros de tamaño) a lo largo de la capa límite, explicó Nykyri.

   "La onda KH, o huracán espacial, es una de las principales formas en que el viento solar transporta energía, masa e impulso hacia la magnetosfera", dijo Nykyri, profesora de física e investigadora del Centro de Investigación Espacial y Atmosférica de Embry-Riddle. "Las fluctuaciones en el viento solar afectan a la rapidez con que crecen las ondas de KH y su tamaño".

   Cuando las velocidades del viento solar son más rápidas, las fluctuaciones son más potentes, informó Nykyri, y siembran huracanes espaciales más grandes que pueden transportar más plasma.

   Obteniendo una visión más profunda de cómo las condiciones del viento solar afectan el espacio, los huracanes pueden proporcionar algún día mejor pronóstico del tiempo espacial y establecer el escenario para una navegación más segura por satélite a través de los cinturones de radiación, dijo Nykyri. Esto se debe a que el viento solar puede excitar las ondas de frecuencia ultrabaja (ULF) al activar la inestabilidad del KH, que puede activar las partículas del cinturón de radiación.

   Los huracanes espaciales son fenómenos que ocurren en las capas fronterizas de las eyecciones de masa coronal - bolas gigantes de plasma que estallan de la atmósfera caliente del Sol - en las magnetosferas de Júpiter, Saturno y otros planetas, observó Nykyri.

   "Las ondas de KH pueden alterar la dirección y las propiedades de estas eyecciones, que eventualmente afectan al tiempo espacial cercano a la Tierra", explicó Nykyri. "Para una predicción precisa del tiempo espacial, es crucial entender los mecanismos detallados que afectan el crecimiento y las propiedades de los huracanes espaciales".

   Para la investigación, se realizaron simulaciones basadas en siete años de mediciones de la amplitud y velocidad de las fluctuaciones del viento solar en el borde de la magnetosfera, tomadas por la nave espacial THEMIS (Time History of Events and Macroscale Interactions during Substorms) de la NASA.