Los púlsares permiten dibujar el campo magnético de nuestra galaxia

Actualizado 29/11/2019 14:17:23 CET
Nuestra galaxia si los campos magnéticos fueran visibles
Nuestra galaxia si los campos magnéticos fueran visibles - FRESHSCIENCE

   MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Un equipo internacional de astrónomos ha publicado el catálogo más preciso de mediciones para mapear el campo magnético de nuestra galaxia en 3-D, gracias al uso de púlsares.

   El campo magnético de la Vía Láctea es miles de veces más débil que el de la Tierra, pero es de gran importancia para trazar los caminos de los rayos cósmicos, la formación de estrellas y muchos otros procesos astrofísicos. Sin embargo, nuestro conocimiento de la estructura tridimensional de la Vía Láctea es limitado.

   Charlotte Sobey, investigadora asociada en la Universidad de Curtin y autora principal del trabajo de investigación, dijo: "Utilizamos púlsares (estrellas de neutrones que giran rápidamente) para sondear eficientemente el campo magnético de la galaxia en 3-D. Los púlsares se distribuyen por toda la Vía Láctea, y el material interviniente en la galaxia afecta su emisión de ondas de radio ".

   Con un gran radiotelescopio europeo llamado LOFAR (matriz de baja frecuencia), el equipo reunió el mayor catálogo de intensidades de campo de baja frecuencia y direcciones hacia los púlsares, hasta la fecha. Los resultados, publicados en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, se usaron para estimar cómo la fuerza del campo magnético galáctico disminuye con la distancia desde el plano de la galaxia (donde están los brazos espirales).

Citada por Freshscience, Charlotte dijo: "Esto es una indicación de los excelentes resultados que podemos lograr usando la próxima generación de radiotelescopios. Dado que no podemos observar toda nuestra galaxia desde un lugar en la Tierra, ahora estamos usando el MWA (Murchison Widefield Array) en el oeste Australia para observar púlsares en el cielo del sur ".

   LOFAR y el MWA son telescopios exploradores y precursores, respectivamente, para el componente de baja frecuencia del SKA (Square Kilometer Array), parte del radiotelescopio más grande del mundo que se construirá en Australia Occidental.

Contador