La variabilidad natural del clima calienta más el Ártico

En el océano Ártico, el hielo marino alcanzó su extensión mínima de 1,44 millones de millas cuadradas (3,74 millones de kilómetros cuadrados) el 15 de septiembre de 2020, la segunda extensión más baja desde que comenzaron los registros modernos.
En el océano Ártico, el hielo marino alcanzó su extensión mínima de 1,44 millones de millas cuadradas (3,74 millones de kilómetros cuadrados) el 15 de septiembre de 2020, la segunda extensión más baja desde que comenzaron los registros modernos. - NASA'S SCIENTIFIC VISUALIZATION STUDIO
Actualizado: martes, 11 junio 2024 10:30

   MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La variabilidad climática natural efectivamente redujo el calentamiento global pero también acentuó el calentamiento del Ártico durante el período 1980-2022.

   En un esfuerzo por cuantificar el papel de las fluctuaciones naturales en las diferencias entre modelos y observaciones, el científico del Lawrence Livermore National Laboratory, Stephen Po-Chedley, y sus colaboradores encontraron los patrones de tendencia de temperatura únicos asociados con la variabilidad climática natural para 1980-2022. La investigación aparece en Geophysical Research Letters.

   Al comparar las simulaciones de modelos del calentamiento reciente de la Tierra con las observaciones del mundo real, pueden surgir diferencias de varios factores, incluidos los errores del modelo en la respuesta simulada al aumento de los gases de efecto invernadero y las fluctuaciones naturales dentro del sistema climático.

   La variabilidad climática natural, también llamada variabilidad interna, puede cambiar la temperatura atmosférica regional y global al mover el calor dentro del sistema climático. Diagnosticar el papel de la variabilidad climática natural en las últimas décadas es de vital importancia tanto para la validación de modelos como para las proyecciones del calentamiento futuro.

   "El papel relativo de los diferentes impulsores de las discrepancias entre modelos y observaciones en el patrón de calentamiento tiene implicaciones importantes para nuestra comprensión de la sensibilidad climática, así como de los cambios climáticos regionales", dijo Po-Chedley en un comunicado. "Este trabajo demuestra que las variaciones naturales del clima de la Tierra probablemente contribuyan a las diferencias clave en el patrón simulado versus observado de los cambios de temperatura del aire en la superficie".

   Estudios anteriores de este equipo de investigación han demostrado que la variabilidad climática natural ha disminuido el calentamiento global y ha potenciado el calentamiento del Ártico. El equipo analizó los patrones de tendencias multidecenales de cientos de simulaciones CMIP6 (la sexta fase del Proyecto de Intercomparación de Modelos Acoplados, una colaboración global de modeladores climáticos) en las que la variabilidad natural calienta el Ártico pero tiene un efecto de enfriamiento global. Descubrieron que la mayoría de estas simulaciones de modelos también producen un mayor calentamiento en el mar de Barents (cerca de Noruega) y el mar de Kara (justo al norte de Siberia) y un enfriamiento en el Pacífico oriental tropical y el océano Austral debido a la variabilidad natural.

   "Dado que estas son las características exactas impresas en los cambios observados de la temperatura superficial durante el período 1980-2022, nuestro trabajo sugiere que la variabilidad natural es un componente importante de varias diferencias notables entre los modelos y las observaciones", dijo Aodhan Sweeney, estudiante de posgrado y autor principal del estudio de la Universidad de Washington (UW).

   "La causa del enfriamiento observado en el Pacífico oriental tropical y el océano Austral en las últimas décadas es un tema muy debatido en la ciencia del clima. Este estudio proporciona evidencia convincente de que la variabilidad natural podría ser en gran medida responsable del enfriamiento observado en estas regiones", dijo Qiang Fu, profesor y coautor de la publicación de la UW.

   El equipo descubrió que una configuración poco común (<3%) de la variabilidad climática natural contribuye a un mayor calentamiento del Ártico y al enfriamiento simultáneo del Pacífico oriental tropical y el océano Austral, que imitan las características exactas que están impresas en el registro de observaciones. Si bien este patrón de cambio de temperatura no se observa en la simulación promedio de los modelos CMIP6, cada uno de los modelos climáticos examinados en el estudio produce con poca frecuencia (0,4-2,8% del tiempo) un patrón similar a las observaciones.

   "Al atribuir las desviaciones del modelo en el patrón de calentamiento de la superficie a la variabilidad climática natural, nuestro estudio refuerza la confianza en la capacidad de los modelos climáticos para producir proyecciones realistas del cambio climático futuro", dijo Hailong Wang, coautor y científico investigador del Laboratorio Nacional del Pacífico Noroeste (PNNL).

   El equipo concluyó que, si bien se necesita más investigación para atribuir completamente las causas de las diferencias entre lo modelado y lo observado en el patrón de cambio de la temperatura del aire de la superficie global, el patrón identificado de variabilidad interna y su similitud con las características impresas en el registro de observaciones sugiere que la variabilidad climática natural efectivamente redujo el calentamiento global y mejoró el calentamiento del Ártico durante el período 1980-2022.

Contador

Leer más acerca de: