Actualizado 13/09/2022 17:20

Cambios sin precedentes en los ríos causados por las presas

El río Maroni en la frontera Surinam-Guyana permaneció relativamente inalterado en 1993, pero para 2021, la deforestación provocó flujos de lodo.
El río Maroni en la frontera Surinam-Guyana permaneció relativamente inalterado en 1993, pero para 2021, la deforestación provocó flujos de lodo. - NASA LANDSAT/U.S. GEOLOGICAL SURVEY

   MADRID, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

   En los últimos 40 años, los humanos han causado cambios sin precedentes y consecuentes en el transporte de sedimentos fluviales, según un nuevo estudio realizado por científicos de Dartmouth.

   Los sedimentos de los ríos, principalmente arena, limo y arcilla, desempeñan un papel ecológico crítico, ya que proporcionan un hábitat para los organismos río abajo y en los estuarios. También es importante para la vida humana, reabasteciendo de nutrientes a los suelos agrícolas en las llanuras aluviales y amortiguando el aumento del nivel del mar debido al cambio climático al llevar arena a los deltas y las costas.

   Utilizando imágenes satelitales del programa Landsat del Servicio Geológico de EEUU y la NASA y los datos de caudal, los investigadores examinaron los cambios en la cantidad de sedimentos transportados a los océanos por 414 de los ríos más grandes del mundo desde 1984 hasta 2020. Publican resultados en Science.

   "Los humanos han podido alterar los ríos más grandes del mundo a un ritmo sin precedentes en el registro geológico reciente", dijo en un comunicado el autor principal Evan Dethier. "La cantidad de sedimentos que transportan los ríos generalmente está dictada por los procesos naturales en las cuencas hidrográficas, como la cantidad de lluvia que hay o si hay deslizamientos de tierra o vegetación. Descubrimos que las actividades humanas están abrumando estos procesos naturales y superando los efectos del cambio climático".

   Los hallazgos muestran que la construcción generalizada de represas en el siglo XX en las áreas del norte de la Tierra (América del Norte, Europa y Asia) redujo la entrega global de sedimentos transportados por el agua de los ríos a los océanos en un 49% en relación con las condiciones previas a la represa. Sin embargo, en las áreas del sur de la Tierra --América del Sur, África y Oceanía--el transporte de sedimentos ha aumentado en el 36% de los ríos debido a cambios importantes en el uso de la tierra, la mayoría de los cuales están asociados con la deforestación. En el norte, la construcción de represas ha sido el principal agente de cambio de los ríos en los últimos siglos.

   "Una de las motivaciones de esta investigación ha sido la expansión global de la construcción de grandes represas", dice el coautor Francis Magilligan, geógrafo de Dartmouth que estudia represas y remoción de represas.

   Los ríos son los responsables de crear llanuras aluviales, bancos de arena, estuarios y deltas debido a los sedimentos que transportan. Sin embargo, una vez que se instala una represa, ese suministro de sedimentos, incluidos sus nutrientes, a menudo se cierra.

   Los resultados en el Norte son sorprendentes y podrían presagiar cambios futuros para el Sur. El estudio informa que hay más de 300 represas planificadas para grandes ríos en América del Sur y Oceanía, incluido el río Amazonas, que transporta más sedimentos que cualquier otro río del mundo.

   "Los ríos son indicadores bastante sensibles de lo que le estamos haciendo a la superficie de la Tierra: son como un termómetro para el cambio en el uso de la tierra", dice el coautor Carl Renshaw, científico de la tierra en Dartmouth. "Está bien establecido que hay una crisis de pérdida de suelo en los EE.UU., pero simplemente no lo vemos en el registro de exportación de sedimentos porque todo se está atascando detrás de estas represas, mientras que podemos ver la señal de los ríos en el Sur global".

   La forma en que las represas retienen sedimentos y cómo las prácticas de uso de la tierra aumentan la erosión aguas abajo son principios que los investigadores esperan que puedan usarse para ayudar a informar las decisiones de planificación y las políticas de gestión ambiental en el futuro.

Contador