La Sociedad Europeoa de Radiología Cardiovascular e Intervencionista celebra su XIX congreso en Barcelona

Actualizado 23/09/2004 20:34:21 CET

MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Europea de Radiología Cardiovascular e Intervencionista (CIRSE) celebrará desde el próximo sábado su XIX Congreso Anual en el Palau de Congresos de Cataluña, en Barcelona.

Durante cinco días, más de 3.500 médicos e investigadores, entre ellos un centenar de expertos españoles, estudiarán los últimos avances que se han producido en el campo de la radiología intervencionista. Entre otros aspectos, los participantes analizarán la aplicación de técnicas mínimamente invasivas al manejo de patologías cardiovasculares, miomas uterinos y determinados tumores.

El congreso, que estará presidido por el profesor Manuel Maynar, una de las principales autoridades mundiales en radiología intervencionista, contará con la participación de destacados expertos nacionales e internacionales en este campo, entre ellos el Dr. Julio Palmero, presidente de la Sociedad Española de Radiología Vascular e Intervencionista (SERVEI), que presidirá la sesión especial sobre el tratamiento percutáneo de fístulas arteriovenosas, que se celebrará el miércoles 29 de septiembre, de 10.15 a 11.30.

También participarán en el XIX Congreso Anual de CIRSE otros destacados miembros de SERVEI, como la doctora Isabel Pinto, que intervendrá en una sesión especial sobre el tratamiento de miomas uterinos; el doctor Mariano de Blas, que analizará el tratamiento de aneurismas de aorta; el doctor Lorenzo García, que participará en una sesión especial sobre intervenciones en las vías biliares; y el doctor Ignacio Bilbao, que además de intervenir en varias mesas redondas es codirector del congreso. Otros veintiocho miembros de SERVEI estarán presentes en el congreso a través de presentaciones orales y pósteres.

Las técnicas de radiología intervencionista se aplican prácticamente en todos los campos de la medicina y han supuesto una auténtica revolución, tanto en el ámbito del diagnóstico de las enfermedades como en el de su tratamiento quirúrgico. De hecho, la terapéutica mínimamente invasiva, como se conoce a este conjunto de técnicas en la comunidad médica y científica, aporta muchas ventajas para el paciente, la administración sanitaria y la sociedad en su conjunto. El paciente sufre una menor ''agresión'' al no requerir estas técnicas el uso de cirugía abierta, lo que conlleva además una reducción drástica del periodo de hospitalización y de convalecencia.

Todo ello permite un uso más óptimo de los recursos sanitarios y comporta un menor coste para la administración sanitaria.

Esta especialidad médica se basa en el uso de las técnicas de imagen más avanzadas (ecografía, resonancia magnética, fluoroscopia, tomografía computerizada, etc.) para guiar la introducción en el cuerpo humano de pequeños instrumentos (agujas, cánulas, catéteres, prótesis, mallas metálicas, balones), tanto en vasos sanguíneos como en cualquier otra vía interna o cavidad, con el fin de efectuar diagnósticos y tratar enfermedades, algunas de ellas de extrema gravedad. Para llevar a cabo este tipo de intervenciones se requiere una mínima incisión en la piel del paciente y el uso de anestesia local. La radiología intervencionista se aplica actualmente en múltiples especialidades, como enfermedades vasculares, hepato-biliares, genito-urinarias y óseas, oncología y tratamiento de infertilidad, entre otras.

La Sociedad Española de Radiología Vascular e Intervencionista (SERVEI) es una asociación de carácter médico-científico sin ánimo de lucro que agrupa a especialistas en radiodiagnóstico con dedicación preferente o exclusiva a la radiología intervencionista. Fundada en 1987 y presidida por el Dr. Julio Palmero Da Cruz, del Hospital Clínico Universitario de Valencia, actúa como sociedad independiente del resto de sociedades médicas españolas.

SERVEI está integrada por casi 200 socios pertenecientes a las unidades de radiología intervencionista de los principales hospitales de todo el país. Estos especialistas llevan más de 30 años utilizando en nuestro país las técnicas de radiología intervencionista para tratar diferentes dolencias y enfermedades, lo que acredita su experiencia y la seguridad de los procedimientos que llevan a cabo.