La ESA elige Rosalind Franklin para nombrar a su rover marciano

Actualizado 07/02/2019 12:31:52 CET
Rover Exomars
ESA - Archivo

   MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El rover europeo de la misión ExoMars, que buscará los componentes básicos de la vida en el Planeta Rojo, ha sido nombrado Rosalind Franklin, en honor a la descubridora de la estructura del ADN.

   Un panel de expertos eligió a Rosalind Franklin entre más de 36.000 entradas enviadas por ciudadanos de todos los Estados miembros de la ESA, dentro de un concurso lanzado por la Agencia Espacial del Reino Unido en julio del año pasado.

   En 2021, el rover de ExoMars será el primero de su tipo en combinar la capacidad de recorrer Marte y estudiarlo en profundidad. El Planeta Rojo ha alojado agua en el pasado, pero hoy tiene una superficie seca expuesta a la radiación severa.

   El rover que lleva el nombre de Rosalind Franklin perforará dos metros en la superficie para muestrear el suelo, analizar su composición y buscar evidencias de vidas pasadas, y quizás incluso de las actuales, enterradas bajo tierra.

   El rover es parte del programa ExoMars, un esfuerzo conjunto entre la ESA y la Corporación Espacial Estatal de Rusia, Roscosmos.

COMO NEWTON, PLANCK Y EUCLIDES

   Rosalind Elsie Franklin fue una química británica y cristalógrafa de rayos X que contribuyó a desentrañar la estructura de doble hélice de nuestro ADN. También hizo contribuciones duraderas al estudio del carbón, carbono y grafito. La ESA tiene una larga tradición de nombrar sus misiones en honor de grandes científicos, incluidos Newton, Planck y Euclides.

   "Este nombre nos recuerda que explorar está en los genes humanos. La ciencia está en nuestro ADN y en todo lo que hacemos en la ESA. Rosalind the rover captura este espíritu y nos lleva a todos a la vanguardia de la exploración espacial", dice el director general de la ESA, Jan Woerner, en un comunicado.

   El nombre se reveló en el 'Mars Yard' en Airbus Defence and Space en Stevenage, en el Reino Unido, donde se está construyendo el vehículo.

   El rover transmitirá datos a la Tierra a través del orbitador TGO, una nave espacial que busca pequeñas cantidades de gases en la atmósfera marciana que podrían estar vinculadas a la actividad biológica o geológica desde 2016.

   Rosalind Franklin ya tiene un sitio de aterrizaje propuesto. En noviembre pasado, un grupo de expertos eligió Oxia Planum cerca del ecuador marciano para explorar un ambiente antiguo que alguna vez fue rico en agua y que podría haber sido colonizado por la vida primitiva.