20 de febrero de 2020
 

Nueva especie de diminuto tiranosaurio presagio del 'T. Rex'

Actualizado 21/02/2019 17:34:39 CET
Nueva especie de diminuto tiranosaurio presagio del 'T. Rex'
JORGE GONZALEZ

   MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Un dinosaurio diminuto recién descubierto, relacionado con el 'rey tirano' de los dinosaurios, revela información crucial sobre cuándo y cómo llegó el 'T. Rex' a gobernar su hábitat norteamericano.

   Se trata de 'Moros intrepidus', un pequeño tiranosaurio que vivió hace aproximadamente 96 millones de años en el exuberante entorno deltaico de lo que hoy es Utah (Estados Unidos) durante el periodo Cretácico.

   Este tiranosaurio, cuyo nombre significa "presagio de la fatalidad", es la especie de tiranosaurio cretácico más antigua que se haya descubierto en América del Norte, reduciendo una brecha de 70 millones de años en el registro fósil de 'dinosaurios tiranos' en el continente.

   "Con una combinación de fuerzas de mordida y masticación letales, visión estereoscópica, tasas de crecimiento rápidas y tamaño colosal, los dinosaurios tiranos reinaron sin oposición durante 15 millones de años antes de la extinción del Cretácico final, pero no siempre fue así", explica la investigadora Lindsay Zanno, paleontóloga de la Universidad Estatal de Carolina del Norte (Estados Unidos) y jefa de paleontología del Museo de Ciencias de Carolina del Norte.

   "Al principio de su evolución, los tiranosaurios cazaban en las sombras de linajes arcaicos como los alosaurios, que ya estaban establecidos en la parte superior de la cadena alimentaria", tal y como señala en un comunicado la también autora principal de un artículo que describe la investigación.

   Se han encontrado tiranosaurios primitivos de tamaño mediano en América del Norte que datan del Jurásico (hace unos 150 millones de años). Por el Cretácico, hace unos 81 millones de años, los tiranosaurios norteamericanos se habían convertido en los enormes e icónicos depredadores que conocemos y admiramos. El registro fósil entre estos periodos de tiempo ha sido una pizarra en blanco, lo que ha impedido a los científicos juntar la historia detrás del ascenso de los tiranosaurios en América del Norte.

   "Los paleontólogos han estudiado durante mucho tiempo cuándo y con qué rapidez los tiranosaurios pasaron de flor de pared a rey de la fiesta de graduación --dice Zanno--. La única forma de atacar este problema era salir y encontrar más datos sobre estos animales raros".

   Eso es exactamente lo que hicieron Zanno y su equipo. Una década dedicada a la caza de restos de dinosaurios en las rocas depositadas en los albores del Cretácico Superior finalmente produjo dientes y una extremidad trasera del nuevo tiranosaurio. De hecho, los huesos de la parte inferior de la pata de Moros se descubrieron en la misma zona donde Zanno había encontrado previamente 'Siats meekerorum', un gigante 'carcharodontosaurus' carnívoro que vivió durante el mismo periodo.

UNOS 15 MILLONES DE AÑOS PARA LLEGAR AL PODER

   Moros es pequeño en comparación: solo mide tres o cuatro pies de altura hasta la cadera, aproximadamente del tamaño de un ciervo mulo moderno. Zanno estima que el Moros tenían más de siete años cuando murió, y que casi había crecido; pero el tamaño no lo es todo. "Moros era ligero y excepcionalmente rápido --detalla Zanno--. Estas adaptaciones, junto con las capacidades sensoriales avanzadas, son la marca de un depredador formidable. Podría haberse agotado fácilmente, evitando la confrontación con los principales depredadores de la época".

   "Aunque los tiranosaurios cretáceos más tempranos eran pequeños, sus especializaciones depredadoras significaban que estaban preparados para aprovechar las nuevas oportunidades cuando se calentaran las temperaturas, el nivel del mar aumentara y se redujeran los rangos de los ecosistemas a principios del Cretácico Tardío --dice Zanno--. Ahora sabemos que les tomó menos de 15 millones de años llegar al poder".

   Los huesos de Moros también revelaron el origen del linaje de 'T. Rex' en el continente norteamericano. Cuando los científicos colocaron a Moros dentro del árbol genealógico de los tiranosaurios, descubrieron que sus parientes más cercanos eran de Asia. "T. Rex' y sus famosos contemporáneos, como 'Triceratops', pueden estar entre nuestros iconos culturales más admirados, pero debemos su existencia a sus intrépidos ancestros que emigraron desde Asia al menos 30 millones de años antes --dice Zanno--. Moros señala el establecimiento de los icónicos ecosistemas del Cretácico Tardío de América del Norte".

   La investigación aparece en 'Communications Biology', y fue financiada en parte por la Asociación de Historia Natural de Tierra de Cañones, en Utah, Estados Unidos. El profesor Terry Gates, la investigadora postdoctoral Aurore Canoville y el estudiante graduado Haviv Avrahami, de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, así como Peter Makovicky y Ryan Tucker, del Museo Field de la Universidad de Stellenbosch, contribuyeron al trabajo.