Compromís reclama al Consell que aumente los recursos técnicos y humanos para el tratamiento de la infertilidad

Actualizado 16/03/2008 14:51:33 CET

VALENCIA, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El grupo parlamentario Compromís reclama al Consell que aumente los recursos técnicos y humanos para el tratamiento de la infertilidad y ha presentado en las Corts Valencianes una batería de preguntas destinadas al conseller de Sanidad, Manuel Cervera, para "poner en evidencia las deficiencias del Sistema Valenciano de Salud en este tratamiento".

La diputada de Compromís Mireia Mollà señaló en un comunicado que "entre el 10 y el 15 por ciento de las parejas del País Valencià sufren problemas de fertilidad", y añadió que "todos los indicadores constatan que, en un plazo no superior a 20 años, estos porcentajes aumentarán", por lo que se trata de "un problema creciente que necesita de más recursos técnicos y humanos".

"El OLMOS considera la a infertilidad como una enfermedad, lo que da derecho a su tratamiento en la sanidad pública", subrayó Mollà, quien criticó que, sin embargo, en el Sistema Valenciano de Salud "no se ponen todos los medios posibles para tratar esta enfermedad".

En esta línea, puntualizó que, "desde que una mujer decide iniciar un tratamiento contra la infertilidad en el País Valencià, debe pasar numerosas pruebas". "Primero la espera a obtener cita la primera vez en el centro sanitario público desde la remisión del centro de atención primaria o de especialidades, después la lista de espera para recibir el primer tratamiento de fertilidad y, posteriormente, la espera entre los distintos intentos de inseminación o fecundación in vitro".

Por este motivo, la parlamentaria de Compromís consideró que el Consell "debe aumentar el número de centros sanitarios públicos en que se trata la infertilidad", así como "incorporar la técnica de fecundación in vitro en los centros que ahora sólo practican inseminaciones artificiales".

Del mismo modo, agregó que "tampoco parece correcto que en algunos centros sanitarios los servicios de reproducción asistida se ofrezcan solamente durante unos meses determinados al año", una situación que, a su juicio, "denota una clara carencia de inversiones en la lucha contra la infertilidad en el Sistema Valenciano de Salud".

Según Mireia Mollà, "el tratamiento contra la infertilidad debería tener un carácter integral, que contara también con un apoyo psicológico y social". Asimismo, resaltó que el Gobierno valenciano "debe cumplir con el anuncio que realizó sobre la práctica en la red pública del diagnóstico preimplantacional de embriones con antecedentes familiares de enfermedades como la hemofilia o la fibrosis quística".

Finalmente, la diputada del Compromís instó a la Conselleria de Sanidad a realizar un estudio sobre la incidencia de la infertilidad y subfertilidad en la sociedad valenciana.