Cultura.- La 39 Fira del Llibre registra medio millón de visitas y unos 900.000 euros en ventas

Actualizado 04/05/2008 19:10:25 CET

VALENCIA, 4 May. (EUROPA PRESS) -

La 39 Fira del Llibre de Valencia, que concluyó hoy tras dos semanas de exposición, registró por encima del medio millón de visitas y unos 900.000 euros en ventas, lo que supone un 10 por ciento más que el año anterior, según informaron en un comunicado fuentes de la organización.

Los dos actos más concurridos del evento fueron dos convocatorias poéticas: el homenaje a Ángel González y la presentación de la nueva editorial valenciana Azotes Caligráficos. Esta última contaba con la presencia del maldito Leopoldo Panero. También atrajo mucho público Fernando Sánchez-Dragó, autor muy dotado para la polémica que firmó hoy ejemplares de su último trabajo 'Y si habla mal de España, es español'.

También fue una feria con un peso notable de la literatura infantil y juvenil, en parte debido a la presencia de autores como la italiana Elisabetta Gnone, madre de la trilogía de Fairy Oak que se dejó entrevistar por los niños, o a los talleres de ciencia que completaron la oferta de cuenta-cuentos, actuaciones musicales y otros eventos.

Entre las obras más vendidas destacaron 'Las desventuras de Pomponio Flato', de Mendoza, 'Firmín', de Sam Savage, sigue 'La catedral del mar', 'La sombra del viento' o la última de Ruiz Zafón: 'El juego del angel', 'El corazón helado', de Almudena Grandes o, ya en poesía, 'Vista cansada', de Luis Garcia Montero. En valenciano se vendieron muy bien 'L'home manuscrit', de Manuel Baixauli, 'Només socis', de Ferran Torrent o 'El meu germà Pol', de Isabel Clara-Simó.

En literatura infantil destacó la trilogía de Fairy Oak, 'Kika superbruja', 'Les formigues pastisseres', 'La rata Marieta', 'Memorias de Idhum', de Laura Gallego y 'Astérix y Obelix', entre otros.

El ciclo de conferencias organizado por padres, maestros y l'Associació d'Editors para el fomento de la lectura fue cerrada ayer por el profesor y comunicólogo español Jesús Martín-Barbero, actualmente vinculado a la universidad colombiana, asesor de la UNESCO y colaborador de varias de las mejores universidades del mundo.

Algunas casetas se acogieron a la fórmula de ceder una parte de su reducido espacio a pequeñas editoriales, que lograron así presencia y visibilidad. La alternativa se reveló provechosa para el librero y el pequeño editor, pues no hay dificultades para vender best-sellers, y la especialización siempre atrae públicos pequeños pero definidos y decididos.

En total, las ventas de libros crecieron como promedio un 10 por ciento y los primeros días fueron claramente mejores que los últimos, tal vez afectados por el puente del 2 de mayo y otras ferias competidoras (la de Andalucia y la de las Naciones). Hoy se recuperó la afluencia desde primera hora de la mañana.

La presidenta del Gremi de Llibrers de València, Gloria Mañas, que organiza este evento, valoró esta edición y aseguró estar "contenta" y "agradecida" a la gente que visitó estos días la Fira. Además, mostró su deseo de seguir con este acontecimiento "si es posible, muchos años".