Actualizado 12/03/2008 19:44 CET

Cultura.- Gerard Quintana presenta mañana en el OCCC de Valencia su último disco, 'Treu banya'

VALENCIA, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

El cantante Gerard Quintana, quien fuera líder del grupo catalán Sopa de Cabra, presentará mañana en el Octubre Centre de Cultura Contemporània (OCCC) de Valencia su último disco, 'Treu banya'.

Se trata del tercer álbum en solitario de Quintana, que ha encontrado "su propio yo artístico en el lenguaje de la canción con una proyección contemporánea y continental, situado en un punto equidistante entre la tradición catalana, la francesa, la italiana y la anglosajona", aseguraron hoy fuentes del OCCC.

El resultado es el disco 'Treu banya', editado por Música Global, que incluye 17 canciones "que podría haber sido un doble vinilo con cuatro caras, cada una de ellas correspondiente a las cuatro estaciones: la primavera en la que todo estalla, el verano en el que todo vive, el otoño en el que todo madura, y el invierno en el que todo madura y muere". Así, el artista propone "un viaje musical por un universo de sensaciones que va de la luz a la oscuridad, bien encajado en el transcurso de un año", explicaron las mismas fuentes.

Quintana, que los últimos años ha alcanzado, según la crítica, su definitiva madurez artística, ha contado en la producción de este disco con músicos muy creativos como Xavi Lloses, Francesc Bertran y Jordi Busquets, y coros de lujo como los de Maria del Mar Bonet.

El concierto que ofrecerá en octubre Centro de Cultura Contemporánea servirá por presentar este trabajo que mezcla sonoridades de múltiples raíces que proceden desde el Mediterráneo hasta la India pasando por la bohemia de París y la contracultura americana.

El músico gerundense, huyendo del debate entre el clasicismo o la renovación, ha optado por cantar aquello que más le gusta, lo que más siento. En su atmósfera particular sobrevuelan flautas y pianos, ambientes chill-out, música oscura, sonidos artesanos, guitarras acústicas, los U2, Brel o Llach.

Según el propio Gerard Quintana, este es "el disco más elaborado que he hecho nunca. Un disco cuidado hasta el último detalle, y han muchos. Repetimos a la producción y se suma Kei Macias, el técnico de toda la vida. Vuelvo a incorporar la base rítmica pero con nuevos patrones. A pesar de todo esto, es un disco grabado con muchas primeras tomas. Nunca había hecho tanta música y con tantos buenos músicos", aseguró.