Los empresarios llaman a fomentar la formación en digitalización, idiomas, valores, motivación y la FP Dual

Publicado 17/06/2019 16:48:17CET
AVE E IVIE

AVE avisa de que no va a tolerar que se utilice la educación como "arma arrojadiza electoral" y exige un pacto estatal "a largo plazo"

VALÈNCIA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) han advertido este lunes sobre el "claro desajuste" que existe entre la formación que reciben los estudiantes españoles, que a veces parecen sobrecualificados de títulos, y las competencias que relamente poseen y que demandan las empresas.

Las principales "carencias" se detectan en digitalización, idiomas y competencias transversales como las cognitivas (resolución de problemas, razonamiento crítico, negociación), valores y motivación (responsabilidad, compromiso ético, esfuerzo), competencias sistémicas (capacidad de iniciativa, liderazgo, emprendimiento o asunción de responsabilidades) y competencias interpersonales (relaciones y trabajo en equipo).

Así desprende del informe 'El compromiso de los empresarios con la educación: situación actual y retos de futuro', fruto de la colaboración entre AVE y el IVIE, que ha sido presentado este lunes en València.

En él, los empresarios echan en falta "más práctica" en el alumnado español y abogan por prácticas en empresas más largas, más flexibles y adaptadas al funcionamiento de la empresa y que se acceda a ellas desde una edad más temprana. Además, instan a fomentar la Formación Profesional Dual, "que debe dejar de ser considerada como una alternativa de segundo nivel". En España "no acaba de arrancar" y representa el 2,6% del alumnado de FP, por debajo de otros países de la OCDE.

El estudio --elaborado por los investigadores del Ivie Lorenzo Serrano y José Ramos, con la colaboración de los técnicos Ángel Soler y Héctor García-- asegura que el sistema educativo español cuenta con un volumen de recursos económicos relativamente elevado que permite mantener una ratio de alumnos por profesor similar a la del resto de países desarrollados y garantizar el acceso a la enseñanza obligatoria y hace posible, aunque de modo más limitado, el acceso a la no obligatoria.

En estos momentos, el problema no es tanto la cantidad de recursos como el aspecto "cualitativo", es decir, a qué se destinan exactamente esos recursos. "No por más recursos, va a haber mejores resultados", ha apuntado Serrano.

Así, el documento advierte de "importantes debilidades" en la educación en España, como son un elevado número de repetidores (el 31% de los estudiantes de 15 años ha repetido algún curso frente al 12% de la media de la OCDE), abandono educativo temprano (17,9% frente a 10,6% en la UE) y, a igualdad de estudios completados, niveles de competencias menores en comparación con otros países desarrollados, como en el caso de los idiomas y competencias digitales.

Además, incluye los resultados de una encuesta dirigida a empresarios de todo el país que revelan que el 53,5% cree que el modelo educativo español responde a las necesidades de su empresa, pero con limitaciones, mientras que un 40,8% considera que no responde a sus necesidades y solo para un 5,7% cumple sus expectativas.

Para los empresarios, las competencias más relevantes para la empleabilidad son la cultura del esfuerzo, tenacidad y motivación en el trabajo, así como el compromiso ético (que obtienen la máxima puntuación: 8,8 sobre un total de 10). También se destacan la proactividad, las habilidades sociales para trabajar en equipo y la orientación a la calidad. Sin embargo, es precisamente en estas competencias transversales en las que, según las encuestas, el sistema educativo presenta mayores carencias relativas.

Se analizan también los "riesgos de la digitalización" en el mercado de trabajo, ya que la probabilidad estimada de automatización del empleo en los próximos 20 años supera el 50% en el caso de España.

Para el 72% de los encuestados el principal reto del modelo educativo español para los próximos diez años será prepararse para formar los nuevos puestos de trabajo que se van a crear. En segundo lugar, se sitúa la digitalización, que preocupa al 69,4% de las empresas consultadas y que obligará a transformar el proceso de enseñanza y exigirá nuevas competencias también por parte del profesorado.

Además de favorecer las competencias transversales y de mejorar la formación en digitales, los empresarios creen que "se debería apostar más firmemente por la FP Dual", así como por impulsar las prácticas formativas más flexibles y desde una edad más temprana. Los encuestados reclaman también una mayor proximidad de los estudios de posgrado a la práctica profesional de las empresas.

PROPUESTAS DE MEJORA

El documento, 'El compromiso de los empresarios con la educación: situación actual y retos de futuro', plantea algunas propuestas de mejora que pueden desarrollarse directamente desde el tejido empresarial, y recomendaciones dirigidas a las administraciones públicas, el sistema educativo y las propias familias.

Los compromisos de los empresarios para mejorar los resultados formativos se basan en: transmitir a los estudiantes las necesidades, valores y competencias que se les van a requerir; estrechar la relación con instituciones educativas; comunicar rápidamente los cambios necesarios en las competencias ligados a la digitalización; impulsar las prácticas aumentando la disposición a recibir alumnado y a supervisarlas; contribuir al desarrollo de la FP Dual ofreciendo más plazas y colaborando en la financiación; crear más puestos de trabajo ligados a ocupaciones basadas en el conocimiento; y desarrollar procesos formativos destinados a sus trabajadores.

En cuanto a las propuestas dirigidas a las administraciones públicas y el sistema educativo, el documento plantea: fomentar el esfuerzo; revisar los procesos de selección y formación del profesorado para que puedan también formar y evaluar las competencias transversales; impulsar la formación del profesorado en el uso de las TIC; plantear prácticas y estancias en empresas también para profesorado; o apoyar la FP, especialmente la FP Dual.

También llama a incentivar desde la infancia el interés por la ciencia, la tecnología y las matemáticas para conseguir más matriculados en disciplinas STEM (en inglés Science, Technology, Engineering and Mathematics); fomentar el emprendimiento; informar a familias y estudiantes para orientar sus decisiones formativas; conseguir un consenso político-social sobre las grandes líneas de la política educativa; potenciar la evaluación del funcionamiento del sistema educativo y sus resultados.

Por último, el documento recomienda a las familias estimular actitudes y valores como el esfuerzo, el espíritu de superación y el trabajo; toma informada de decisiones en materia educativa, valorando adecuadamente todas las alternativas, incluida la FP; propiciar la adquisición de competencias en idiomas y competencias digitales; impulsar las experiencias de movilidad geográfica de hijos e hijas; transmitir una actitud positiva hacia las iniciativas emprendedoras; y fomentar el respeto por las instituciones educativas y las personas que las constituyen.

PACTO POR LA EDUCACIÓN

El presidente de AVE, Vicente Boluda, ha garantizado que desde esta organización aportarán su granito de arena para promover un mejor conocimiento de las empresas en todas las fases de la educación con el objetivo de despertar vocaciones empresariales.

Para Boluda es "absolutamente prioritario redoblar esfuerzos" para mejorar el sistema educativo, por lo que cree necesario un gran pacto por la educación "a largo plazo". "No vamos a tolerar que se utilice la educación como "arma arrojadiza electoral", ha advertido.

A pesar de que ha admitido que no cree que este pacto sea posible "porque ya conocemos a nuestros políticos", ha señalado que su obligación es "pedirlo insistentemente" y "seguir demandándolo y espera que "algún día alguien nos haga caso".

Para leer más