El gasto público por alumno en la Comunitat es un 1,9% mayor que la media estatal pese a tener menor financiación

Seminario 'Oportunidades y resultados educativos en España'
IVIE
Publicado 19/10/2018 13:29:46CET

Expertos señalan que el sistema educativo valenciano destaca en equidad pero presenta "debilidades" en acceso a infantil y abandono temprano

VALÈNCIA, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El gasto público en educación por alumno en la Comunitat Valenciana se sitúa un 1,9% por encima del promedio de la media nacional, pese a su menor nivel de renta per cápita y financiación, mientras que el gasto de que tiene que dedicar los hogares es también superior al promedio estatal, un 4% más.

Estos son algunos de los datos que se han expuestos en el seminario 'Oportunidades y resultados educativos en España: diferencias familiares y territoriales', que se está celebrando en València y que ha sido organizado por el Ivie y la Fundación BBVA.

De las aportaciones de este encuentro, según informa el Ivie en un comunicado, se desprende que el sistema educativo valenciano destaca en equidad pero presenta debilidades en acceso a la educación infantil y abandono temprano de los estudios.

El gasto público en educación es muy heterogéneo entre comunidades autónomas y va desde el máximo de 7.320 euros por alumno del País Vasco en 2016 hasta el mínimo de 4.496 de Madrid. La Comunitat Valenciana se sitúa ligeramente por encima de la media, con 5.436 euros por alumno, un 1,9% más (5.335 euros).

Este nivel de gasto valenciano, superior al promedio de España, contrasta con la cifra total de ingresos públicos de la región, que es la más baja del conjunto de las comunidades autónomas (2.404 euros por habitante, un 16,9% por debajo de los 2.893 euros de media nacional). Dados sus menores ingresos, el gasto educativo realizado requiere "un mayor esfuerzo para mantener niveles de prestación similares a los del resto de autonomías", recalcan desde el instituto de investigaciones.

La Comunitat Valenciana parte de unas condiciones de entorno socioeconómico y recursos públicos poco favorables para ofrecer soportes a las actividades educativas, en comparación con otras regiones españolas. Tiene un PIB per cápita inferior a la media y el nivel más bajo de ingresos públicos por habitante. Sin embargo, sus resultados educativos en acceso, equidad y aprovechamiento educativos se sitúan en una posición intermedia con respecto al conjunto de España, según han explicado participantes en el primer panel del seminario.

La puntuación PISA de la Comunitat Valenciana en ciencias (494 puntos) es similar a la española y al promedio de la OCDE (493 puntos) y el porcentaje de alumnos que presenta bajo rendimiento en ciencias es del 15,8%, frente al 18,3% de la media nacional.

Además, según revelan algunos indicadores de la monografía 'Diferencias educativas regionales 2000-2016. Condiciones y resultados', realizada por la Fundación BBVA y el Ivie, el sistema educativo valenciano es más equitativo que el promedio del país, al lograr que el entorno socioeconómico condicione los resultados en menor medida que en otras regiones. Por ejemplo, la diferencia de puntuación de la Comunitat en ciencias entre centros formativos cuyo alumnado proviene de entornos más favorables y menos favorables es importante, pero de las más pequeñas -37 puntos, frente a los 67 puntos de diferencia del promedio nacional-.

Otros rasgos "positivos" que muestra la región son el acceso a los niveles educativos posobligatorios: las tasas de matriculación en educación superior y en secundaria posobligatoria se sitúan en el 49,1% y el 77,5%, respectivamente, un punto por encima de la media nacional en ambos casos.

Sin embargo, la Comunitat Valenciana no presenta buenos registros en todos sus resultados: sus indicadores son peores que los del conjunto del país en tasa neta de matriculación de educación infantil (28,7% frente a 33,6%), en porcentaje de alumnos de alto rendimiento en ciencias (4,1% frente a 5%) o en tasa de abandono educativo temprano (20,3% frente a 18,3%).

En conjunto, la autonomía se sitúa junto a las regiones que ocupan una posición intermedia por nivel de resultados educativos: Cantabria, Castilla-La Mancha, País Vasco y La Rioja. Eso significa que consigue mejorar sus resultados respecto a su posición de partida en cuanto a los condicionantes de entorno y recursos (PIB, ingresos públicos, ocupados en educación, etc.) donde se sitúa con Andalucía, Baleares, Canarias, Castilla-La Mancha, Extremadura y Murcia, según se destaca en la monografía comentada. Pero no llega a colocarse en el grupo de comunidades con mejores resultados educativos, integrado por Castilla y León, Madrid, Cataluña, Navarra, Galicia y Asturias.

CONCIERTOS CON CENTROS PRIVADOS

Otra de las características del sistema educativo de la Comunitat es la mayor orientación hacia los conciertos con el sector privado. El 18% del gasto público en educación en niveles no universitarios en la región se dedica a conciertos educativos con centros privados, un porcentaje ligeramente superior al de la media española (17,1%), aunque por debajo del existente en regiones con niveles de renta más elevados como País Vasco, Madrid, Cataluña, Navarra y La Rioja.

Pese a que su nivel de renta per cápita es inferior a la media, los hogares valencianos gastan en educación más que la media del país, lo que supone también un mayor esfuerzo. En concreto, las familias gastaron en educación por alumno 1.086 euros en el promedio 2016/2017 (último dato disponible), un 4% más que los 1.045 euros de media nacional.

El gasto de las familias en educación varía en función de las características socioeconómicas y de entorno de las mismas. En particular, el gasto de las familias aumenta con el nivel de renta de la familia, el nivel de estudios de los progenitores y la residencia en hábitats urbanos.

Las diferencias de gasto por alumno entre tipos de familias son sustanciales en la Comunitat Valenciana. En este sentido, el gasto por alumno de las familias cuyos progenitores tienen estudios superiores es un 71% superior al de los hogares con estudios posobligatorios no superiores y casi triplica al de los hogares que no superan los obligatorios. Del mismo modo, las familias con mayores niveles de renta (las que se sitúan en el tercer tercil) en la Comunitat Valenciana gastan 5,6 veces más que las familias que se sitúan en el primer tercil y que tienen menos recursos.

La residencia en municipios grandes es otro de los factores que presiona al alza el gasto de las familias. En la Comunitat, el gasto en educación por alumno de las familias que residen en municipios grandes (más de 10.000 habitantes) es un 8% superior al de las familias que residen en municipios de menor tamaño.

La participación de las familias en el gasto total en educación difiere sustancialmente también en función de la titularidad del centro en el que se educan sus miembros. En los centros públicos de enseñanzas no universitarias de la CV, la aportación de los hogares representa un 4,2% del gasto del centro, un porcentaje ligeramente inferior al 4,6% del conjunto de España.

En cambio, en los centros privados concertados, la participación de las familias es mucho mayor y llega a suponer el 32% del gasto total del centro (34% en el caso de la media española).

En total, el gasto en educación por alumno, resultado de las aportaciones del sector público y de los hogares, es en la CV un 3% superior a la media nacional (5.567 euros de la Comunitat frente a 5.409 euros de promedio en España). Un dato que contrasta con el de renta por habitante, que es un 12% inferior a la media española, concluyen.