19 de febrero de 2020
 

Sanidad pagará 40.000 euros a un paciente que se contagió de hepatitis C en un brote en el hospital Marina Baixa

Publicado 27/01/2020 12:30:18CET
Ciclo de vida del virus de la hepatitis C
Ciclo de vida del virus de la hepatitis C - ALIX POULOT - Archivo

ALICANTE, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

La sección segunda de la sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha condenado a la Conselleria de Sanidad a indemnizar con 40.000 euros a un paciente que se contagió del virus de la hepatitis C en un brote nosocomial detectado en el Hospital Marina Baixa de la Vila Joiosa entre noviembre y diciembre de 2011.

El afectado es un vecino de la localidad alicantina, de entonces 52 años y que, según ha informado la asociación 'El Defensor del Paciente' en un comunicado, es una de las once víctimas del contagio múltiple de VHC ocurrido en el Hospital Marina Baixa en otoño de 2011 como consecuencia de que se infringieron "los protocolos de higiene y asepsia hospitalarios".

El paciente estuvo ingresado en dicho hospital a finales de noviembre y principios de diciembre de 2011 por un cuadro de pancreatitis aguda, donde se le administró un suero monodosis que también se usó con varios pacientes más. Por estos hechos, el afectado interpuso una reclamación en mayo de 2013.

El Servicio de Medicina Preventiva del Hospital Marina Baixa realizó una investigación epidemiológica que concluyó que el paciente era uno de los contagiados del brote nosocomial de hepatitis C. La Conselleria de Sanidad resolvió en 2017 indemnizar al afectado con 10.000 euros, aunque el paciente recurrió esta decisión y pidió que se elevara la cantidad a recibir hasta los 100.000 euros.

La administración sanitaria se opuso a la pretensión al considerar "razonada y adecuada la indemnización concedida". En este caso, según la sala, el debate se centra en la entidad del perjuicio derivado causalmente del funcionamiento de la administración y la cuantificación económica que le correspondería, ya que no se discute el contagio en el centro.

La sala, en una sentencia de este mes de enero, considera que la cantidad que le corresponde al afectado es de 40.000 euros por todos los conceptos, dado que la elevación de las transaminasas "fue normalizada a partir de mayo de 2012, sin detectarse tras ello carga viral en los análisis efectuados posteriormente y sin preciar ulterior tratamiento farmacológico".

Por ello, entiende la sala que esa cuantía "alcanza la indemnidad del actor, sobre la base de los menoscabos vinculados a la posible reactivación de la patología y a los propios de su eventual degeneración en hepatocarcinoma, con inclusión del menoscabo moral vinculado a un episodio de contagio" como el vivido.

Desde la Asociación 'El Defensor del Paciente' se hace un llamamiento al personal sanitario para que "extreme la observancia de los protocolos para evitar infecciones nosocomiales, dadas las graves consecuencias que conlleva el no hacerlo".

Contador