Valencia.- Estudiantes de la UCV se forman como voluntarios a través de la acción social universitaria

Actualizado 14/11/2008 20:48:47 CET

VALENCIA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Universidad Católica de Valencia (UCV) San Vicente Mártir inició hoy un curso de voluntariado universitario de dos días de duración con el fin de adquirir formación para colaborar en los programas de desarrollo y de acción social universitaria y de varias Organización No Gubernamentales (ONG) asociadas, según informaron hoy en un comunicado fuentes del centro universitario.

A estas jornadas, que tendrán lugar en el campus de Valencia-San Juan Bautista, asistirán cerca de un centenar de estudiantes de la universidad. Así, pretenden dar a conocer los derechos y deberes de los voluntarios reconocidos por al legislación estatal y autonómico, el Código Ético del voluntariado así como el mensaje de la Iglesia acerca del voluntariado y la solidaridad.

Asimismo, el curso está dirigido a estudiantes de todas las titulaciones. El programa, que incluye conferencias, reflexión guiada por los ponentes y grupos de discusión entre los propios alumnos, aborda, entre otros temas, la motivación del voluntariado, el código ético de las organizaciones de voluntariado, empatía y escucha activa, integración y trabajo en equipo, la planificación del trabajo, así como la pobreza y exclusión.

El ciclo está coordinado por el director de Acción Social de la UCV, Jesús Villena, quien afirmó que "pretende facilitar el encuentro entre la comunidad universitaria y las personas que padecen cualquier forma de empobrecimiento". Los alumnos que quieran realizar trabajos de acción social en la Universidad Católica deben realizar este primer curso general y, posteriormente, otro específico según el área o ámbito en el que vaya a prestar su servicio voluntario.

"El universitario no es un mero espectador, ya que tiene capacidad real de transformación", por lo que debe ser "protagonista y motor de ese cambio social", precisó Villena. Con este curso "iniciamos un itinerario de transformación personal y un proceso de reflexión conjunta entre profesores y estudiantes".

Para ello, "no nos importa tanto la formación formal que ya se recibe en las aulas, sino que se complementa a través de estos cursos y talleres que permitirán, a continuación, trabajar en los diversos campos de la acción social que la Universidad Católica desarrolla con diferentes entidades y ONGs", señaló el director.

Villena aseguró que "pretendemos facilitar el encuentro entre la comunidad universitaria y las personas que padecen cualquier forma de empobrecimiento. Esto se resuelve a través de una transformación personal que permitirá, a su vez, un cambio social".

El objetivo es eliminar cualquier forma de exclusión mediante la realización de una "tarea integradora" y, por este motivo, "invitamos a la comunidad universitaria a comprometerse en un proceso reflexivo que nos lleve a una actitud comprometida", recalcó Villena.

La Universidad Católica a través de la Acción Social desarrolla programas de refuerzo educativo en el Colegio Imperial de niños huérfanos San Vicente Ferrer, acompañamiento a personas mayores y enfermas y apoyo a discapacitados. De igual forma, también desarrolla labores de voluntariado en instituciones penitenciarias. Asimismo, colabora de forma habitual con ONGs como Cáritas, la fundación DASYC y la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). En el campo de la discapacidad mantiene relaciones con Asindown, Secretaria Nacional Antidrogas (Senad), Asociación Parapléjicos grandes y Minusválidos (Aspaym), Asociación de Familiares y Enfermos Neuromusculares de Valencia (Afenmva), Instituto Valenciano de Atención a los Discapacitados (Ivadis) y ONCE.

COOPERACIÓN INTERNACIONAL

Asimismo, en el ámbito de cooperación internacional desarrolla cada verano tres diferentes programas en países de Iberoamérica como son Perú, Paraguay y Nicaragua. Acción Social de la Universidad Católica de Valencia está compuesta por cerca de un centenar de voluntarios, entre profesores y estudiantes, que participan de sus proyectos, tanto locales como internacionales.

"Un aspecto básico de la formación de los universitarios es la toma de una conciencia social solidaria", según fuentes de la universidad que añadieron que "las oportunidades educativas recibidas han de ponerse también al servicio de los necesitados y de los excluidos".