Las bandas sonoras de Hans Zimmer inundan el WiZink Center de Madrid

Actualizado 04/12/2019 13:24:19 CET
The World of Hans Zimmer: A Symphonic Celebration
The World of Hans Zimmer: A Symphonic Celebration - FRANK EMBACHER

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

Si películas como 'El rey león', 'Origen' o 'Gladiator' son parte indiscutible del imaginario colectivo contemporáneo, también los son sus bandas sonoras. Y todas las nombradas tienen un denominador común: Hans Zimmer, el genio detrás de la música de filmes tan emblemáticos como 'El caballero oscuro', 'Paseando a Miss Daisy' o 'Hannibal', cuya obra pudo verse orquestada este martes en el WiZink Center de Madrid en el espectáculo 'The World of Hans Zimmer: A Symphonic Celebration'.

El subtítulo ya adelantaba el carácter festivo del concierto, que reunió durante más de dos horas a los incondicionales del compositor para disfrutar de un apabullante ejercicio de puesta en escena. En un escenario lleno de luces, con pantallas donde se proyectaron secuencias de las películas cuyas bandas sonoras se interpretaron, se dieron cita más de 100 músicos y solistas dirigidos por Gavin Greeneaway, amigo y colaborador de Zimmer durante los últimos 25 años.

Greeneaway no fue el único destacado de un concierto que aglutinó también algunos colaboradores habituales del músico de cine: Lisa Gerrard, mítica vocalista de la canción principal de 'Gladiator', fue uno de los nombres propios de una noche con permiso de Pedro Eustache, flautista que participó en la banda sonora de 'Piratas del Caribe'.

DE GOTHAM A PARÍS... PASANDO POR MADAGASCAR

El pistoletazo de salida lo dio la banda sonora de 'El caballero oscuro', la celebrada cinta de Christopher Nolan, en un despliegue musical que también fue visual gracias a la proyección en las pantallas traseras de fragmentos de la película, combinada también por imágenes en directo de algunos de los músicos de la orquesta. A ésta le siguieron 'El rey Arturo', 'Misión Imposible' y 'Pearl Harbour', aderezadas con palabras grabadas por el propio Zimmer entre cada interpretación.

Y es que aunque el compositor no estuviera en el concierto, formó parte del espectáculo mediante pequeños interludios entre pieza y pieza proyectados en las pantallas del escenario, donde los asistentes pudieron ver y escuchar a Zimmer charlar con Ron Howard, Nancy Meyers o Lebo M. Sus explicaciones condujeron el evento hacia las siguientes pistas, con la destacada interpretación de la banda sonora de 'El código Da Vinci'.

Uno de los momentos más divertidos de la noche lo protagonizaron los animales de 'Madagascar', que abrió el bloque de películas de animación con música compuesta por Zimmer, donde los espectadores pudieron escuchar la banda sonora de 'Spirit' o 'Kung Fu Panda'. Como transición al épico desenlace sonaron 'The Holiday' y 'Hannibal', la secuela de 'El silencio de los corderos'.

El broche de oro lo pusieron 'Gladiator' con la espectacular interpretación vocal de Lisa Gerrard, y 'Origen', con el propio Zimmer interpretando al piano el tema principal en una grabación. Pero aún quedaba más: 'El ciclo sin fin' dio paso al celebrado popurrí de 'El rey león', y, tras los aplausos, Greeneaway anunció que si el público quería más, había que pedir un bis. Dicho y hecho. La audiencia se desgañitó y obtuvo su merecido premio: la traca final fue 'Piratas del Caribe', que cerró la fiesta de la música y el cine.

Contador
Sensacine