Actualizado 07/01/2017 13:58 CET

Las cenizas de Carrie Fisher descansarán en una urna con forma de pastilla de Prozac

Carrie Fisher
GETTY

MADRID, 7 Ene. (EDIZIONES) -

La urna en la que reposan las cenizas de Carrie Fisher tiene forma de pastilla de Prozac, cumpliéndose así los deseos en vida de la actriz británica. Una noticia que ha sido difundida por Entertainment Tonight tras el recuerdo conjunto a Fisher y su madre, la también actriz Debbie Reynolds, que tuvo lugar el pasado jueves y de manera privada en su domicilio de Beverly Hills.

Según la misma fuente, varios paparazzi capturaron fotografías del hermano de Fisher, Todd, durante el entierro de Reynolds, celebrado el viernes en el Forest Lawn Memorial Park de Los Ángeles. En las imágenes se distingue lo que a simple vista parecía una píldora gigante de Prozac entre sus manos. Más tarde, dicho objeto se confirmó como la urna en la que descansan los restos de la intérprete fallecida.

El hermano de Fisher confesó antes los medios el motivo de sus actos: "La posesión favorita de Carrie era una píldora gigante de Prozac que trajo a casa hace muchos años, una gran píldora. Le encantaba y estaba en su casa, así que Billie (la hija de Fisher) y yo sentimos que era donde ella querría estar".

Según la propia web de ET, Fisher dejó como testamento dicha decisión, la de ser incinerada, además de que algunas de sus cenizas fueran enterradas junto con las de su madre. Un deseo que sus familiares también llevaron a cabo durante la tarde del pasado viernes.

"No pudimos encontrar algo más apropiado", confesó Todd Fisher. "A Carrie le gustaría eso. Así están juntas, y estarán juntas aquí y en el cielo, y estamos de acuerdo con eso", concluyó el hermano de la actriz conocida por el papel de la princesa Leia en la saga de Star Wars.

Carrie Fisher falleció el pasado 27 de diciembre a los 60 años de edad víctima de un paro cardíaco, sufrido en pleno vuelo entre Londres y Los Ángeles. Días después sería su madre, Debbie Reynolds, quien perdería la vida a causa de unas complicaciones cerebrovasculares a los 84 años.

Aunque todavía no han trascendido más detalles desde el seno de la familia, Todd Fisher sí comentó ante los medios la posibilidad de rendir un tributo público a ambas para conmemorar su figura en el mundo del cine, en el que los espectadores y todos los amigos de la familia puedan estar presentes.