¿Por qué Deadpool es un éxito y qué supone para Hollywood?

Actualizado 16/02/2016 11:05:06 CET
Deadpool,
FOX

MADRID, 16 Feb. (EDIZIONES)

   El gran éxito de Deadpool, que ha conseguido el mejor estreno para una película con calificación R (no apta para menores de 17 años), ha cogido a muchos desprevenidos. Pero hay algunos, como James Gunn, que ya lo vieron venir.

   En una publicación en su muro de Facebook, el director de Guardianes de la Galaxia afirma que el gran éxito de la película dirigida por Tim Miller y protagonizada por Ryan Reynolds reside en haberse mantenido fiel a la esencia del personaje sin importarle los riesgos que eso implica. Pero Gunn también expresa su temor ante el hecho de que "los trajeados de Hollywood" no saque precisamente esa lección y malinterpreten el éxito de Deadpool.

   Una cinta, dice, "impresionantemente divertida, con mucho corazón y que es "exactamente lo que necesitamos ahora mismo". Así, y después de cargar contra las declaraciones de un directivo de Fox en Deadline en las que afirma que su estudio ha hecho ahora con Deadpool lo que Marvel antes nunca se atrevió a hacer con sus superhéroes -algo que Gunn rebate no solo citando Guardianes de la Galaxia, sino también la primera Iron Man de Favreau y la más reciente Ant-Man-, James Gunn comparte abiertamente sus reflexiones sobre Deadpool y lo que puede suponer para el futuro en el cine de superhéroes.

   "Después de que una película rompa récords de taquilla, Hollywood trata de buscar las razones de su éxito. yo vi que sucedía con Guardianes de la Galaxia. La gente decía 'No tiene miedo de ser divertida', 'Es muy colorida y divertida', etc. Y lo siguiente fue comenzar a oír de cientos de proyectos como Guardianes y ver docenas de tráilers que eran exactamente iguales: una canción pop, algún puñetazo y muchas bromas.

DEADPOOL ES ÉL MISMO

   Deadpool no es eso. Deadpool es él mismo y ESO es lo que le gusta a la gente. Es original, jodidamente buena, hecha con amor por sus responsables y sin miedo a correr riesgos. Para que la experiencia cinematográfica sobreviva, las películas de espectáculo tienen que ampliar su definición de lo que pueden ser. Necesitan ser voces únicas y auténticas de los directores que están detrás. No pueden ser simplemente copias de lo que ya se hizo antes.

   Así que, durante los próximos meses, si estáis atentos a lo que sale, veremos como Hollywood confunde la lección que debe aprender con Deadpool. Pondrán en marcha películas 'como Deadpool', pero con eso no significará que sean 'buenas y originales', sino 'una película de superhéroes atrevida' o 'que rompe la cuarta pared'. Os tratarán como si fuerais estúpidos, y eso es precisamente lo que no hace Deadpool.

   Pero en medio de todo esto, esperemos que al menos uno o dos estudios  aprendan la lección y, como hizo Fox con Guardianes dando luz verde a Deadpool, digan: 'Tío, quizás podamos mostrar algo que todavía no hayan visto'.

   Y precisamente eso es lo que tendrá éxito".

Sensacine