Keir Dullea, protagonista de '2001. Una odisea en el espacio': "Stanley Kubrick era un gran filósofo"

Actualizado 09/05/2018 18:48:27 CET
Keir Dulea
EUROPA PRESS

MADRID, 9 May. (EUROPA PRESS) -

El actor Keir Dullea, protagonista de '2001. Una odisea en el espacio', ha viajado a Madrid para asistir este miércoles a la presentación del documental '2001 destellos en la oscuridad', con la que el canal TCM rinde homenaje a la famosa película del cineasta Stanley Kubrick, de cuyo estreno se cumplen 50 años.

"Stanley Kubrick no era solo un gran director o un genio, era un filósofo", ha manifestado Dullea, encargado de poner voz a este documental, durante un encuentro posterior a la proyección de esta cinta, de 20 minutos de duración y que está dirigida por Pedro González Bermúdez.

El documental escenifica con imagen animada, y con la ayuda de imágenes reales, la entrevista que la revista 'Playboy' realizó al cineasta meses después del estreno de '2001. Una odisea en el espacio', en la que el director habla de las teorías que le llevaron a rodar esta película y sus reflexiones sobre la inteligencia artificial o la posibilidad de vida extraterrestre.

Según ha destacado Dullea (Cleveland, Estados Unidos, 1936), este documental precisamente subraya esa idea de su perfil filosófico, algo de lo que él mismo se dio cuenta cuando terminó el rodaje de este clásico del cine, cuyo estreno, sin embargo, fue recibido con extrañeza: alrededor de 200 personas abandonaron su butaca y "solo la mitad de la crítica" manifestó su agrado hacia la película.

Dullea recuerda el trabajo con Kubrick como "un placer extremo" y le describe como un director con una "gran paciencia que nunca subía la voz". "Era cierto que era perfeccionista pero a veces por cuestiones técnicas, e incluso llegaba a sacar 50 polaroids de una sola toma", ha manifestado el intérprete, de 81 años de edad.

En este sentido, ha destacado que además escuchaba las "sugerencias" del equipo y que incluso una de las ideas que el actor le transmitió se incluyó finalmente en la película.

El intérprete estadounidense ha realizado alrededor de una treintena de largometrajes a lo largo de su carrera y, tal y como ha confesado, no se siente orgulloso de todos ellos, pero sí de su participación en '2001. Una odisea en el espacio', aunque se aleja de los papeles diferentes y complicados que más le gusta interpretar. "Si solo me van a recordar por un trabajo, que lo hagan por este no está nada mal", ha bromeado.

De hecho, se describe como un "fan" de Kubrick desde que era un estudiante de arte dramático, cuando por primera vez vio en el cine 'Senderos de gloria' (1957), protagonizada por Kirk Douglas.

INTELIGENCIA ARTIFICIAL Y LOS RETOS DEL FUTURO

Según señaló Kubrick en la entrevista que reproduce este documental, la humanidad corre el "riesgo" de convertirse en un "zombie enganchado al placer", en referencia a los cambios que vaticinaba en el año 2001, cuando pensaba que en el futuro se podría evitar la vejez y que la muerte iba a ser tratada como una enfermedad.

Dullea ha reconocido que "la realidad ha alcanzado a la ciencia ficción" y que mucho de lo que se vio en la película ya ha ocurrido, e incluso algunas imágenes han quedado anticuadas. Sin embargo, el intérprete ha defendido que el director contó con un equipo de asesoramiento profesional procedente de las grandes empresas tecnológicas, e incluso con un extrabajador de la NASA.

Otro de los aspectos que el periodista cuestiona a Kubrick es el símbolo metafísico, a lo que el director responde que simplemente intentó "llegar al subconsciente" de la misma manera en la que lo hace la música. En esta línea, el protagonista de la mítica película ha señalado que la intención de Kubrick fue lograr "una experiencia diferente" para cada persona, "incluso aunque estuvieran sentados en el mismo cine viendo la película".

Sensacine