Actualizado 28/06/2010 22:39 CET

Carlos Ferrater recibe el Premio Nacional de Arquitectura

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El arquitecto Carlos Ferrater ha recibido este lunes de manos de la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, el Premio Nacional de Arquitectura 2009, mientras que el Premio Nacional de Vivienda ha sido entregado a Fernando Ramón Moliner. Estos galardones quieren reconocer la contribución a la mejora de las ciudades y los hogares de España.

La ministra manifestó la "excepcional contribución" de ambos premios y destacó la trayectoria profesional de Ferrater, quien se ha convertido, según indicó, en "referencia indiscutible para varias generaciones de arquitectos, dentro y fuera de España".

Nacido en Murcia en 1929, hijo de María Moliner, es doctor arquitecto titulado por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid. Ha sido miembro titulado del Royal Institute of British Architects, empleado como arquitecto en el Ayuntamiento de Hillingdon, Londres y profesor titular de Proyectos en la ETSA de Madrid.

De Fernando Ramón Moliner destacó su "compromiso" con el alojamiento de los ciudadanos desde un enfoque global y avanzado de la vivienda, centrado en la forma de acceso, la ideología urbanística, o las condiciones para aprovechar en las edificaciones las energías pasivas: "la iluminación y ventilación naturales y el soleamiento".

Corredor aprovechó la ocasión para destacar que la sociedad necesita que los profesionales de la arquitectura pongan a su servicio su especial visión para repensar las ciudades del futuro. "Su contribución es necesaria para la creación de unas nuevas condiciones de vida en la ciudad existente, y también para la planificación de cómo y cuánto debe crecer", subrayó.

La ministra, por otro lado, anunció que en fechas próximas se publicará la convocatoria de los premios correspondientes a 2010, que contará con tres categorías: Arquitectura, Urbanismo y Vivienda.

HOMENAJE A MIGUEL FISAC

Durante el acto, la ministra también presentó el libro 'Miguel Fisac, Premio Nacional de Arquitectura 2002'. Se trata del segundo volumen de una colección editada por el Ministerio de Vivienda con el fin de rendir homenaje a las grandes figuras de la arquitectura española y reconocer el valor de su legado.

En este volumen se recoge una selección de sus obras y proyectos incluyendo, además de fotografías, planos y maquetas, unos extractos de las memorias explicativas que el galardonado fue escribiendo durante toda su vida, queriendo ofrecer una sintética definición de lo que entendía que debía ser la respuesta a la arquitectura.

El resto de contenidos se centran en el discurso de Fisac en el acto de entrega del premio y una breve autobiografía redactada por el arquitecto a imágenes de la finca familiar en Almagro y el primer poema de 'Reflexiones sobre mi muerte', libro que fue escribiendo a lo largo de su vida.