El Palacio de Liria recupera el "efecto Tutankamón" a través de vínculos entre Casa de Alba y el descubridor de la tumba

720214.1.260.149.20221130153357
Vídeo de la noticia
Presentación de la exposición 'Alba y Carter: 100 años descubriendo a Tutankamón' - PALACIO DE LIRIA
Publicado: miércoles, 30 noviembre 2022 15:33

   MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El Palacio de Liria abrirá a partir de este jueves 1 de diciembre la exposición temporal conmemorativa del centenario del descubrimiento arqueológico de la tumba de Tutankamón, 'Alba y Carter: 100 años descubriendo a Tutankamón'.

    Uno de los comisarios de la muestra, Javier Martínez, ha resaltado cómo en los primeros años 20 España vivió una suerte de "efecto Tutankamón" y parte de responsabilidad de este fervor vino de las visitas que hizo el investigador Howard Carter a la residencia de su amigo, Jacobo Fitz-James, XVII duque de Alba y abuelo del actual duque de Alba.

   Carter estuvo dos veces en España después de su descubrimiento, en 1924 y en 1928. "Carter no hizo muchas más visitas a otros países y cuando vino a España generó un interés mayúsculo, recogido ampliamente por la prensa y haciendo que se viviera un 'efecto Tutankamón'", ha indicado Martínez, quien ha recordado que la muestra recoge parte de esa cobertura.

   La exposición, hasta el próximo 30 de abril de 2023, reúne más de 100 piezas que incluyen documentos originales y objetos artísticos de la colección y archivo de Casa de Alba. El itinerario expositivo está dividido en seis bloques temáticos que van desde la figura de Tutankamón, Howard Carter, Lord Carnarvon y el descubrimiento de la tumba hasta la fascinación por Egipto.

   El 4 de noviembre de 1922, Howard Carter desenterraba en el Valle de los Reyes el primer peldaño de la tumba del célebre faraón egipcio. El arqueólogo inició su andadura profesional en Egipto como dibujante hasta que fue nombrado inspector general de Monumentos del Alto Egipto en 1900, llevando a término notables labores en diversas tumbas de la necrópolis tebana.

   En 1907 conoció a Lord Carnarvon, quién financió sus labores arqueológicas. Tras varias campañas fallidas, convencido de que aún quedaba una Tumba Real en el Valle de los Reyes --y tras varias disputas con Carnarvon hasta que recibió un ultimátum--, el día 4 de noviembre de 1922 Carter localizó la tumba de Tutankamón.

   El Duque de Alba fue el responsable de que el arqueólogo británico viniese a España, alojándolo en su residencia de Madrid, el Palacio de Liria. Ambos entablaron una relación de amistad que se mantuvo durante el tiempo y es por ello que la muestra incluye misivas intercambiadas entre los dos.

   "En una de ellas Carter llega a decir al Duque que había pasado 'la mejor semana' de su vida", ha explicado la otra comisaria de la muestra, Miriam Saco. El XVII duque de Alba, Jacobo Fitz-James Stuart (1878-1953), destacó como promotor y figura activa de numerosos proyectos culturales.

   Fue miembro de las tres Reales Academias y mostró gran entusiasmo por la Historia. De hecho, se interesó por los grandes proyectos del momento y su puesto de presidente del Comité Hispano-Inglés fue fundamental para atraer a grandes figuras como Howard Carter a España.

   Su afición por la Historia y hacia la cultura egipcia queda manifiesta a través de sus libros, cartas y fotografías, algunas de las cuales se destacan en la exposición.

   "Tutankamón era un niño cuando se sentó en el trono y estuvo sujeto a presiones enormes por parte de funcionarios y militares. Además, se enfrentaba al Imperio Hitita en un momento complicado. Fue un gobierno de diez años y una muerte con varias hipótesis distintas que el mal estado de la momia nunca ha podido aclarar", ha concluido Martínez.