Actualizado 26/08/2014 21:29 CET

Degenkolb vuelve a ganar en la Vuelta

   BARCELONA, 26 (EUROPA PRESS)

   El ciclista John Degenkolb (Giant-Shimano) se ha impuesto este martes en la cuarta etapa de la Vuelta a España, transcurrida entre Mairena del Alcor y Córdoba sobre 164,7 kilómetros, en un sprint en que no dio opción a sus rivales, entre ellos el todavía líder Michael Matthews (Orica GreenEdge), y con el que rememoró sus cinco victorias en la ronda española de 2010.

   De nuevo con calor, la etapa llevó el grupo hasta Córdoba, donde las grandes avenidas propiciaron la llegada al sprint pese a los intentos en los últimos dos kilómetros de hombres en solitario, como Hansen (Lotto) o Tony Martin (Omega). El mallorquín Vicente Reynés (Iam Cycling) fue el primero en sprintar pero Degenkolb no dio opción a nadie.

   La 'chispa' a la etapa se la puso Alejandro Valverde (Movistar) cuando saltó del grupo de favoritos casi en la cima del Alto del Catorce por Ciento, de segunda categoría y con la meta a poco más de 25 kilómetros de la meta en Córdoba. Consiguió juntarse en un cuarteto de cabeza pero, a falta de 9 kilómetros, finalizó su aventura.

   Esta Vuelta ha empezado animada, con ataques por parte de las grandes espadas, y este martes fue Valverde quien intentó desquitarse de la jornada anterior, donde fue el único de los aspirantes a la general que se dejó siete segundos en Arcos de la Frontera. Su ataque obligó al Tinkoff-Saxo de Contador a ponerse las pilas.

   Junto a Anacona (Lampre) y Yates (Orica), más un Sicard (Europcar) que pinchó y dijo adiós antes de tiempo, el murciano probó fortuna en busca del triunfo de etapa y, así, recuperar el tiempo perdido. No pudo culminar la tarea, pero animó la aproximación a Córdoba antes de que los equipos de los sprinters enfilaran al grupo.

   Antes, en el ascenso al Alto del Catorce por Ciento, no hubo demasiado movimiento debido al alto ritmo que marcó el Sky de Chris Froome, que no se dejó ver más que en los puestos de cabeza. Pese a ser un segunda categoría, la lucha por escaparse no se dio hasta prácticamente la cima aprovechando el terreno 'rompepiernas' con pequeños repechos y descensos antes de la bajada final a Córdoba.

   De cara a mañana, la disputa de la quinta etapa tendrá lugar entre Priego de Córdoba y Ronda sobre 180 kilómetros, en una jornada en que de nuevo el calor será protagonista. La etapa será bastante llana pero con el puerto de El Saltillo, de tercera categoría, a solo 15 kilómetros de meta que podría volver a ofrecer espectáculo o lucha entre los favoritos.