Markel Zubizarreta deja su puesto de director de Fútbol Femenino de la RFEF

Archivo - Markel Zubizarreta tras ser elegido nuevo director de fútbol femenino de la RFEF
Archivo - Markel Zubizarreta tras ser elegido nuevo director de fútbol femenino de la RFEF - RFEF - Archivo
Actualizado: viernes, 28 junio 2024 16:50

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El director de Fútbol Femenino de la Real Federación Española e Fútbol (RFEF), Markel Zubizarreta, ha anunciado este viernes que dejará a partir de la semana que viene este puesto, al que llegó a finales de 2023, para aceptar una "propuesta irrechazable" de un club que encaja más a su "contexto familiar".

De este modo, el directivo vasco llegó a la federación el pasado 23 de noviembre dentro de los cambios asumidos por el organismo para la mejora del fútbol femenino y avalado por su experiencia en el FC Barcelona, cuya dirección deportiva había dirigido durante seis años.

Entre sus principales misiones pudo estar la de aliviar la tensión con aquellas jugadoras que habían renunciado a volver a la selección, como es el caso de la centrocampista del FC Barcelona Patri Guijarro, que regresó en la última lista tras casi dos años de ausencia.

"El motivo de la convocatoria es anunciaros que esta semana acabará mi relación con la RFEF. Es una decisión difícil y tremendamente compleja y viene dada por una propuesta del mundo de los clubes que sinceramente es irrechazable por mi parte, atendiendo al contexto familiar y al nivel de crecimiento personal. Ha sido tremendamente difícil, pero desde la responsabilidad familiar ha sido imposible decir que no", confirmó Zubizarreta en rueda de prensa.

Este puntualizó que no se trataba de "una oferta económica irrechazable" sino que lo era "a nivel familiar" y era de un club "fuera de España". "Estaba pasando tres, cuatro días fuera de casa todas las semanas mínimo y ahora entiendo que me va a dar una calidad de vida que no tenía. Agradezco a la federación su comprensión porque cuando hablas de algo puramente familiar, de una parte de sentimientos, hay muchas veces que no te entienden o no te quieren entender", resaltó.

El directivo confesó que "no es el 'timing' que debería de ser" porque el domingo inicia su concentración la selección femenina de cara sobre todo a los Juegos Olímpicos y no sabía "hasta qué punto esto es bueno o es malo". "El objetivo también es que una cosa que no se merece este equipo y es que esté todo el día envuelto en ruido, jugadoras y cuerpo técnico no se merecen esto", aseveró.

"Yo como director deportivo no participaba en los entrenos, no hacía charlas, no hacía alineaciones ni convocatorias, por lo que entiendo que todo ese grupo de trabajo que es magnífico está plenamente centrados en su devenir como equipo olímpico", manifestó.

Zubizarreta desea que todo "el ruido" que provoque su salida "sea lo mínimo posible" y que el combinado de Montse Tomé "pueda trabajar de la mejor manera posible" para los Juegos. "Espero que los disfruten, pero conociendo a este equipo estoy seguro que irán a competir y a intentar sacar un muy buen resultado y buscar ese oro", subrayó.

Con todo, se mostró "muy contento de estos siete o ocho meses" que ha pasado en al RFEF. "Nos han quedado muchísimas cosas por hacer, creo que otras muchas creo que se han dado. Creo que hemos ayudado a generar una calma o estabilidad, y obviamente no ha sido ni mucho menos cosa solo mía, es el trabajo de mucha gente y de muchos profesionales que están aquí en la casa en todos los ámbitos técnicos y en el administrativo", añadió Zubizarreta.

Este se llevó una "gran sorpresa a nivel personal y profesional" el haberse encontrado "un montón de gente superválida" en la RFEF que "valen su peso en oro y son grandísimos profesionales", y recalcó que "seguramente la temporada que viene y en el futuro" se podrán ver muchas de las cosas que han puesto en marcha desde su llegada.

"Especialmente el departamento de fútbol femenino creo que tiene mucha gente muy válida y estoy seguro que el fútbol femenino queda en buenas manos y seguro que todo lo que tiene que venir en cuanto al fútbol femenino español será bueno ya no sólo por la estructura de la federación sino por lo que viene a nivel puramente deportivo", añadió.

"LO QUE TIENE QUE VENIR EN LA RFEF EN EL FUTURO ES MUY BUENO"

Zubizarreta reconoció que su trabajo en el organismo era en un "contexto diferente" respecto al del club donde "muchas veces todos los cambios o todo lo que propones tarda mucho en ver que florezca", aunque elogió a la RFEF por su "voluntad siempre máxima para facilitar el trabajo".

El directivo consideró que "ha habido un contexto político que no ha ayudado", pero que se ha encontrado "muy cómodo" y que, "como en todos los sitios, hay cosas mejores y peores". "Pero no destacaría la RFEF como un sitio donde destaquen más las peores que las mejores sí", aclaró, confesando que "lo peor" ha sido el tener que "ir y venir" teniendo a su familia en Barcelona y que su nueva aventura le permite tener "un proyecto de vida a nivel familiar".

Por otro lado, desconoce si han "cambiado tantas cosas" en la federación y recordó que puso "el foco en organizar y optimizar", donde sí cree que han "ayudado". "Obviamente es el proyecto de la federación, construido por mucha gente y estoy seguro que lo que tiene que venir en el futuro va a ser muy bueno y yo me conformo con no haber puesto palos a las ruedas y tener una situación más calmada. Seguramente habría muchas cosas que se hicieron bien y muchas otras que se podían mejorar", admitió.

Finalmente, se refirió a su papel a la hora de lograr que vuelvan jugadoras como Patri Guijarro. "Todas las conversaciones que se hayan podido tener han sido federación con jugadoras, no Markel con jugadoras", advirtió.

"Entiendo que el problema que podía existir o la situación que se podía dar ya está resuelta y ahora a disfrutar de las jugadoras que han vuelto, en este caso Patri. Estoy seguro que las otras que igual no han podido ser convocadas, seguro que dentro de poco lo serán porque tienen un potencial bestial", agregó en referencia a 'Mapi' León o Claudia Pina.

"El objetivo que tiene que tener la RFEF y en mi cargo entiendo que es el resolver todos esos temas o al menos intentar mediar para que eso suceda. Aún quedan temas pendientes y espero y deseo que la gente que se queda y alguno que pueda venir pueda resolverlo en su momento. Entiendo que de alguna manera he podido facilitar o ayudar en algunos casos y espero que los que no, al menos no haber puesto palos a las ruedas y que puedan suceder en el futuro", sentenció.

Contador