¿Mujer joven o anciana?: Lo primero que veas en esta popular ilusión óptica dependerá de la edad que tengas

‘Mi Mujer Y Mi Suegra’
W.E HILL
 
Actualizado 21/09/2018 13:31:00 CET

EDIZIONES, 21 sept.

Detente un segundo y observa la imagen que encabeza este artículo. ¿Qué es lo primero que ves? ¿Una mujer joven o una anciana?

Esta popular ilustración fue creada por el dibujante inglés W.E Hill y publicada en el año 1915 en la revista estadounidense Puck bajo el título 'Mi mujer y mi suegra'. La llegada de Internet y el interés de los usuarios por este tipo imágenes hizo que 'Mi mujer y mi suegra' tuviera una segunda oportunidad como acertijo visual de entretenimiento en el que, tras observarla durante escasos segundos, decantarse por una mujer joven o una anciana.

vieja joven

La solución a este acertijo no tiene una única respuesta válida. Hay quienes lo primero que ven es una mujer joven con un sombrero que mira hacia su lado derecho, y hay quienes lo que ven es una anciana de pelo rizado, pañuelo en la cabeza y nariz y mentón puntiagudos. En ambos casos la respuesta es correcta y hasta aquí la emoción de este acertijo. Sin embargo, un estudio reciente publicado en la revista Scientific Reports ha desvelado un dato curioso que condicionaría nuestras respuestas: la edad.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores de la Universidad de Flinders, Australia, reunieron a 400 participantes -242 hombres y 141 mujeres- de edades comprendidas entre los 18 y los 68 años, siendo la edad media de 32, para mostrarles la famosa imagen en menos de un segundo.

Les preguntaron el género y la edad de la persona que habían visto en la imagen y los resultados fueron estos: Los participantes tendían a ver a la mujer cuya edad era más cercana a ellos. Los más jóvenes dijeron ver a la mujer más joven primero, mientras que las personas de mayor edad identificaron a la anciana a la primera.

Si bien la gráfica del estudio concluye que la mayoría de los participantes vio primero a la mujer más joven, probablemente se debiera al hecho de que hubo mayor proporción de participantes jóvenes.

La explicación a esto, según los expertos, tiene que ver con la psicología y los sesgos. Aunque el reconocimiento facial se rige por mecanismos de detección neuronal de bajo nivel, también se ve afectado por procesos sociales de alto nivel aparentemente incidentales. Según los autores, "los resultados demuestran que los procesos de grupos sociales de alto nivel tienen un efecto subconsciente en las primeras etapas del procesamiento facial".

Este tipo de procesamiento subconsciente podría tener un efecto en las interacciones sociales entre personas de diferentes edades, ya que conducen a sesgos en la percepción.

Es decir, el hecho de que los jóvenes identifiquen a la mujer joven más rápido y los mayores, a la anciana, se relaciona con las prácticas sociales y culturales que son menos inclusivas hacia los ancianos, al menos en el mundo occidental. Probablemente, en otras culturas como la de Japón, donde los ancianos están más integrados en la vida estos sesgos de la percepción no existan.