Actualizado 16/03/2015 08:46 CET

Interior inaugura las oficinas de asilo de Ceuta y Melilla

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, inaugurará hoy en Ceuta y el martes, en Melilla, las anunciadas oficinas de asilo en los puestos fronterizos de las ciudades autónomas en las que se podrán formalizar solicitudes de protección internacional para su tramitación por la vía del procedimiento en frontera.

   En una entrevista con TVE recogida por Europa Press, el ministro confirmó el viernes que el comisario de Interior e Inmigración de la Unión Europea, Dimitris Avramopoulus, no asistirá como estaba previsto por "razones de agenda sobrevenidas". "Ha tenido un problema y hemos de agendar una nueva fecha (para su visita)", ha señalado.

   Fernández Díaz ha incidido en la importancia de estas oficinas, cuya existencia está contemplada en la reforma de Extranjería que este jueves aprobó el Senado, "para que todas las personas que tengan derecho a pedir asilo o protección subsidiaria puedan hacerlo".

   "Lo cierto es que las personas que intentan entrar ilegalmente en España a través de los perímetros fronterizos no piden asilo, no tienen derecho a asilo, son inmigrantes por razones económicas y sociales, que es dramático, pero no les legitima para pedir asilo", ha asegurado el ministro.

   Según ha afirmado, con esos locales "habilitados expresamente" en el puesto fronterizo de El Tarajal de Ceuta y en el de Beni Enzar de Melilla "las personas que tengan derecho a pedir asilo lo podrán hacer". En este contexto, ha asegurado que "más del 40% de las peticiones en lo que va de año están siendo concedidas".

   Fernández Díaz ha incidido en la "singularidad" de Ceuta y Melilla, la "extraordinaria presión migratoria a la que se ven sometidas" y la necesidad de "securizar la frontera exterior de la Unión Europea" frente a "la amenaza del terrorismo yihadista" para justificar la citada reforma de Extranjería, que permitirá la entrega sobre la marcha a Marruecos de los migrantes interceptados en el salto de las vallas.

   Ha reiterado asimismo su posición sobre el papel de Frontex en lo que respecta a la inmigración clandestina por vía marítima, asegurando que "es una agencia europea dedicada a securizar las fronetras y no se puede convertir en una agencia de salvamento y rescate porque, en ese caso, el efecto llamada sería inmediato".

   "El principio humanitario siempre va a estar presente, pero FRONTEX está para lo que está y si se desactualiza su función va a ser peor el remedio que la enfermedad", ha dicho el responsable español de Interior, en línea con lo declarado esta semana en Bruselas. Según datos de la Organización Internacional de las Migraciones, más de 3.200 personas murieron en el Mediterráneo el año pasado sólo entre enero y principios de diciembre.

OFICINAS Y DEVOLUCIONES

   El anuncio de crear estos departamentos en los puestos fronterizos se produjo el pasado 5 de noviembre, cuando emprendida una reforma de la Ley de Extranjería para legalizar las llamadas 'devoluciones en caliente' el departamento que dirige Jorge Fernández Díaz comprometió estas instalaciones para dar respuesta a quienes quieren solicitar protección internacional, algo que sólo podía hacerse una vez hubieran entrado en el país.

   Ahora, la reforma de Extranjería toca a su fin, tras ser refrendada este jueves en el Senado y a falta del último visto bueno del Congreso. El texto definitivo incluye la previsión de que se pueda solicitar asilo o protección internacional en las oficinas creadas ad hoc de los puestos fronterizos de Ceuta y Melilla.

   Según explicó entonces Interior, las instalaciones estarán dentro del control fronterizo y "claramente identificadas como lugares de formalización de solicitudes de asilo o protección internacional". Contarán con personal especializado en la materia, abogados e intérpretes.

   Los potenciales refugiados podrán formalizar su petición ante la Policía Nacional, que controla estos puestos fronterizos y que seguirá el procedimiento de asilo denominado "en frontera", un trámite abreviado que rige en los aeropuertos internacionales. Mientras se resuelve la admisión, el solicitante podrá residir en el CETI o en un domicilio privado, según anunció Interior.

ENCUENTROS Y VISITAS

   Según informa su departamento, en el viaje a las ciudades autónomas el ministro estará acompañado por la directora general de Política Interior, Cristina Díaz Márquez, se reunirá con autoridades y mandos policiales, recorrerá los perímetros fronterizos y visitará los centros de estancia temporal de inmigrantes (CETI) de Ceuta y de Melilla.

   El primero destino será Ceuta, donde también le acompañará la secretaria general de Inmigración y Emigración, Marina del Corral; y donde se reunirá con el presidente de la Ciudad Autónoma de Ceuta, Juan Jesús Vivas, en el Palacio de la Asamblea.

   A continuación, se trasladará al puesto fronterizo de El Tarajal, donde saludará a los agentes de Policía Nacional y Guardia Civil que se emplean en el área de inmigración, recorrerá el perímetro fronterizo y presidirá después la inauguración de la oficina de protección internacional instalada en este punto.

   Por la tarde, mantendrá una reunión con los mandos de la Policía Nacional y de la Guardia Civil de Ceuta acompañado por el delegado del Gobierno en Ceuta, Francisco Antonio González; al término del cual visitará el CETI.

   El martes se encontrará en Melilla con el presidente de la ciudad autónoma, Juan José Imbroda, en el Palacio de la Asamblea; visitará el puesto fronterizo de Beni-Enzar, recorrerá el perímetro y presidirá la inauguración de la Oficina de Protección Internacional de Melilla acompañado de la representante del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados en España, Francesca Friz-Prguda.

   Después, se reunirá con los mandos de la Guardia Civil y de la Policía Nacional de Melilla y con el delegado del Gobierno en Melilla, Abdelmalik El Barkani.