Actualizado 17/12/2013 21:03

Ibercaja ofrece por segundo año el programa Vivir y compartir para estudiantes y mayores, cuyos usuarios quiere duplicar

Presentación del programa 'Ibercaja Vivir y Compartir'
Presentación del programa 'Ibercaja Vivir y Compartir' - IBERCAJA/LUIS CORREAS

ZARAGOZA, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Obra Social de Ibercaja ofrece por segundo año consecutivo el programa 'Vivir y compartir', que gestiona la Fundación Rey Ardid como solución alternativa de alojamiento para jóvenes estudiantes y de acompañamiento para personas mayores, con el objetivo de duplicar el número de usuarios.

Así, el curso pasado 18 parejas de Zaragoza participaron en él, de las que seis continuarán su convivencia y otras cuatro personas mayores que ya formado parte de él también lo harán este año, ha explicado la directora de la Obra Social de Ibercaja, Teresa Fernández, para manifestar su interés en que se "doble" la cifra y se llegue a las 35 o 40 parejas, también en Huesca y Teruel, a donde se amplía.

Fernández ha comentado que éste es un "modo económico de tener alojamiento" en un momento de crisis, ya que el coste para el estudiante es de 80 euros al mes pero, además, "es mucho más que eso, es una experiencia vital en la que los participantes se enriquecen con del intercambio" de lo vivido por una persona mayor y una joven.

La directora de la Obra Social de Ibercaja ha incidido en que las personas mayores poseen "todo un recorrido vital" que pueden aportar a los jóvenes, para opinar que este programa favorece "el conocimiento del otro, el diálogo, el respecto a las diferencias, la tolerancia y la solidaridad" ya que ambos "se echan una mano en lo que necesiten".

El programa está gestionado por la Fundación Rey Ardid e Ibercaja asume el coste de los profesionales que lo atienden, psicólogos que realizan las entrevistas a los participantes para encajar los perfiles de jóvenes y mayores y que hacen un seguimiento a lo largo del año para "ver como están y resolver dudas e incidencias".

Asimismo, la entidad de ahorro aporta las relaciones institucionales con los ayuntamientos y la universidad, en cuyo portal se informa del programa, si bien Fernández ha remarcado que en la difusión está influyendo "el boca a boca".

PETICIONES

Hasta el momento, en Zaragoza, se han recibido 15 solicitudes de participación por parte de estudiantes y seis de personas mayores para este curso 2013-2014. En Huesca, se han registrado dos de personas mayores y en Teruel otras dos de estudiantes.

Desde Ibercaja han precisado que no se ha producido ninguna baja por falta de entendimiento o por problemas de convivencia y cualquier incidencia surgida durante el periodo compartido se ha resuelto con buen entendimiento y de forma exitosa por ambas partes.

El programa 'Vivir y Compartir' está enmarcado en la línea Iniciativa Ayuda de Ibercaja y se basa en combinar lo mejor de las dos generaciones, de forma que exista enriquecimiento personal, intercambio de la experiencia acumulada de las personas mayores y la adaptación de estos a las nuevas realidades sociales y culturales de los jóvenes.

La propuesta está dirigida a personas mayores que vivan preferentemente solas y a estudiantes mayores de 18 años, que puedan disponer de una parte de su tiempo para compartir. Ofrece una serie de ventajas para ambas partes.

De esta forma, para los jóvenes, es una alternativa de alojamiento económico, ya que la cuota es 80 euros al mes, con un ambiente tranquilo y familiar para el estudio. Respecto a los mayores, les aporta compañía y mayor seguridad, además de no implicar costes porque con la cuota se sufragan los gastos extra de la vivienda que implica tener un inquilino.

Los participantes en el programa adquieren una serie de compromisos definidos para facilitar la convivencia, como horarios, normas de higiene y utilización de espacios comunes, así como el uso de tecnologías --teléfono e internet-- y la habilitación de espacios y enseres necesarios para el estudiante.

Los interesados en formar parte de 'Ibercaja Vivir y Compartir' pueden tramitar su solicitud en la sede de la Fundación Rey Ardid y a través del correo electrónico 'vivirycompartir@reyardid.org'. Las solicitudes podrán presentarse a lo largo de todo el año y la prioridad la determina la fecha de recepción de las mismas.