El juego 'online' 'Emodiscovery' podría ayudar a los niños a mejorar su inteligencia emocional

NOTA DE PRENSA: Un Juego Interactivo Evalúa El Desarrollo Emocional De Los Niños
EUROPA PRESS/GRUPOSANTANDER
Publicado 18/12/2015 11:30:40CET

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El juego 'online' 'Emodiscovery' desarrollado por tres investigadoras de la Universidad de Plymouth (Reino Unido), y que se implantará en primer lugar en España, podría ayudar a evaluar la inteligencia emocional de niños y niñas para detectar posibles problemas y, así, reforzar su educación en habilidades para regular su comportamiento y tratar de mejorar los sentimientos de los demás, según ha indicado el Banco Santander, que respalda el proyecto a través de su división Santander Universidades.

El proyecto ha sido llevado a cabo por las científicas Belén López-Pérez, investigadora en el campo de la Psicología Social y Evolutiva, Daniela Pacella, estudiante de doctorado en Inteligencia Artificial, y Laura Howells, estudiante de Psicología.

El juego ideado por las investigadoras (que ya se puede probar en español en la página web www.emodiscovery.com/es) reta a los niños a superar seis niveles de dificultad en los cuales el personaje elegido por el jugador se enfrenta a distintas situaciones y sentimientos (felicidad, tristeza, ansiedad y miedo), con distintas posibilidades de actuación. Para pasar al siguiente nivel es necesario responder correctamente.

"Podría ser una herramienta fundamental para evaluar la inteligencia emocional e identificar si un niño necesita ayuda para mejorarla --ha asegurado López Pérez--. Al plantearles una serie de escenarios y varias líneas posibles de actuación, podemos ver cómo pueden responder diferentes niños a determinadas situaciones. Al explicárselas, también podemos educarlos para que sepan cómo adaptar su comportamiento, en su propio beneficio y en el de las personas que les rodean".

De hecho, las autoras del proyecto hacen hincapié también en la utilidad que posiblemente tenga el juego para comparar las respuestas de la mayoría de niños con aquellos con autismo, síndrome de Asperger o trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDHA), tres colectivos que experimentan en alguna medida dificultades de regulación emocional, de modo que se puedan desarrollar técnicas distintas que puedan resultar más efectivas.

Así, además de identificar y mejorar las capacidades de los menores, las responsables de la idea confían en que la herramienta sirva también para avanzar en el conocimiento científico de la inteligencia emocional y su desarrollo en la infancia. Por ahora, la investigación en este sentido se llevará a cabo en España, aunque el Banco Santander ha indicado que la intención es extender el proyecto a Reino Unido "en un futuro próximo", según han indicado los financiadores del proyecto.