Publicado 18/01/2023 17:33

El Gobierno quiere que España sea "referente" en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra,  presenta el Informe de Progreso 2022 de la Estrategia de Desarrollo Sostenible 2030.
La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, presenta el Informe de Progreso 2022 de la Estrategia de Desarrollo Sostenible 2030. - Juan Barbosa - Europa Press

MADRID, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno quiere que España sea "referente" en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y en la implementación de la Agenda 2030, aunque ha reconocido que la "complejidad" del contexto actual, con las consecuencias de la pandemia de la Covid y la guerra en Ucrania ha supuesto algunos retrocesos, a nivel internacional, por ejemplo, en la lucha contra la pobreza y la desigualdad global.

"En el caso de España, nuestro país aspira a ser un referente en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y en la implementación de la Agenda 2030, habiéndose completado, desde la constitución del actual Gobierno de coalición, una serie de hitos que han permitido acelerar su despliegue y que dan muestra del compromiso con esta hoja de ruta y con la rendición de cuentas", se lee en el Informe de Progreso 2022 de la Estrategia de Desarrollo Sostenible 2030, que ha sido presentado este miércoles por la ministra Ione Belarra y consultado por Europa Press.

Así, el Ministerio precisa en el documento que, a pesar del "contexto global complejo", España "puede y debe aspirar a jugar un papel destacado en las transformaciones necesarias para abordar los retos pendientes", a "seguir impulsando las políticas aceleradoras del desarrollo sostenible" y a "continuar fortaleciendo la gobernanza colaborativa con el conjunto de administraciones públicas y actores de la sociedad civil" para "construir sociedades más justas, más sostenibles y más democráticas en todo el mundo".

"Cuando alcanzamos el ecuador del período que abrió la aprobación de la Agenda 2030, debemos ser capaces de comprometer los esfuerzos de nuestro país de cara a 2030. Estos esfuerzos han de implicar el trabajo conjunto de toda la sociedad y de todos los actores políticos. España se ha constituido en estos años en un referente en cuanto a cumplimiento y el establecimiento de políticas coherentes con la Agenda 2030. Este
camino que se ha abierto debe seguir transitándose, con la consciencia de que solo la transformación en el presente de los actuales desequilibrios en cuanto a sostenibilidad, desigualdad e injusticia permitirán un futuro digno para las generaciones que nos sucederán", subraya.

El pasado 25 de septiembre se cumplieron siete años desde que la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible en la que se marcan grandes objetivos como la erradicación de la pobreza, la reducción de la desigualdad en todas sus
formas, la transición hacia un modelo productivo sostenible o el freno a la crisis climática, entre otros.

Si bien, el Ministerio de Derechos Sociales señala que la "complejidad" de los tiempos actuales, "marcados por la irrupción de la crisis sanitaria de la Covid 19 o, más recientemente, la invasión de Ucrania por Rusia en febrero de 2022" ha llevado a "un panorama poco alentador a nivel internacional".

"Hemos asistido a un retroceso significativo en la lucha contra la pobreza y la desigualdad global, que ha aumentado entre los distintos países y también dentro de las fronteras de muchos Estados, haciendo que la brecha de ingresos entre los territorios más ricos y los más pobres se haya incrementado por primera vez en una generación, y la tasa de pobreza laboral haya crecido por primera vez en dos décadas. Además, la
pandemia ha puesto de manifiesto la debilidad de los servicios públicos en muchos países, al tiempo que los datos nos muestran que es necesario actuar de forma más rápida y profunda para corregir la crisis climática, pues la generación de CO2 relacionada con la energía, por ejemplo, aumentó un 6 % en 2021 hasta alcanzar su nivel más alto de la historia", señala en el informe.

Además, pone de manifiesto que "la concreción de amenazas que años atrás eran mucho más difusas, como la crisis climática, y la aparición
de eventos disruptivos que no formaban parte de ninguna posible previsión hace siete años, pueden generar un clima social tendente a la angustia, la incertidumbre y, finalmente, el pesimismo". Muestra de ello, según indica, es que "fenómenos como la depresión o la ansiedad han aumentado, especialmente entre las personas jóvenes y las mujeres".

No obstante, puntualiza que, en el contexto europeo, si bien marcado por la "inestabilidad" generada por la guerra de Ucrania "que afecta a
elementos clave para la consecución de las metas de la Agenda 2030", los indicadores reflejan "avances notorios" en la consecución de los ODS, sobre todo en aquellos relacionados con "la solidez institucional, la reducción de la pobreza y de la exclusión, el uso de energías limpias o la innovación y la transformación de las infraestructuras".

Contador