Publicado 07/04/2024 13:59

El proyecto de investigación Virtigation profundiza en la prevención y solución de las enfermedades del tomate

Archivo - Tomates en un puesto de frutas y verduras de un mercado de abastos
Archivo - Tomates en un puesto de frutas y verduras de un mercado de abastos - María José López - Europa Press - Archivo

ALMERÍA, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Agricultura, a través de la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera (Agapa), ha presentado, junto a Tecnova, los resultados del Proyecto Virtigation, en el que ambos participan como socios, durante una jornada técnica celebrada en el Centro Tecnológico Tecnova, situado en el PITA de Almería con el título: 'Estrategias de gestión integrada de plagas para el control de virus en hortícolas de invernadero'.

El Proyecto Virtigation tiene como objetivo anticiparse, reducir, evitar, monitorizar y luchar contra las enfermedades causadas por una serie de virus que afectan al tomate y a las cucurbitáceas en invernaderos y en cultivos al aire libre.

Esta iniciativa de investigación cuenta con la participación de 25 socios procedentes de doce países, con perfiles académicos, empresariales, de investigación y tecnología y servicios de extensión agraria que ya han presentado avances prometedores en estrategias de gestión integrada de plagas y en vectores de virus emergentes en hortícolas de invernadero.

Los métodos que quieren difundir tras un trabajo conjunto van a tener en cuenta aspectos tan importantes como el cambio climático, la protección del medio ambiente, la globalización o la inmediatez de exponer los resultados concluyentes.

En este Proyecto Agapa, agencia adscrita a la Consejería de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía actúa como agente nacional de conocimiento de la red Virtigation en España, mientras que el Centro Tecnológico Tecnova es el coordinador de las acciones de colaboración con agentes del sector del proyecto Virtigation, que es el anfitrión en este encuentro.

Un virus de tomate y cucurbitáceas como el de Nueva Delhi (begomovirus ToLCDNV) o el del rizado amarillo del tomate (Tylcv) se transmiten rápidamente como no pudiendo controlar con éxito la enfermedad, causando en ocasiones la pérdida total del cultivo. Hay hortícolas como el tomate, la calabaza, el calabacín, el pepino, el melón o la sandía que requieren medidas inmediatas y con este proyecto se buscan aquellas más eficaces, seguras y sostenibles para el agricultor y el consumidor.

Estos ensayos se realizaron en invernaderos distribuidos principalmente por la costa mediterránea, pero también en el norte de Europa como en los Países Bajos o Bélgica. Un pilotaje que tiene especial interés en provincias como Almería donde hay unas 55.000 hectáreas de cultivo hortícola bajo abrigo.