Publicado 22/07/2021 12:59CET

El Plan de infraestructuras de transporte y movilidad andaluz sale a información pública

La Junta adjudica por 24 millones las obras del tramo entre la autovía del Almanzora y la A-7
La Junta adjudica por 24 millones las obras del tramo entre la autovía del Almanzora y la A-7 - JUNTA DE ANDALUCÍA

SEVILLA, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

El documento preliminar del Plan de infraestructuras de transporte y movilidad de Andalucía (Pitma), su estudio ambiental estratégico y el de impacto en la salud están desde este jueves en audiencia e información pública tal y como recoge el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) publicado este jueves, donde se establecen 45 días hábiles para dicho periodo de información pública.

La Junta ha indicado en un comunicado que el objetivo de este plan es establecer las estrategias en materia de infraestructuras de transporte y movilidad de Andalucía hasta 2030 y adoptar las medidas necesarias para contribuir en la lucha contra el cambio climático, la eficiencia energética y la reducción de la contaminación energética, incorporando las innovaciones tecnológicas pertinentes. Se pretende realizar un "profundo" cambio en la política de infraestructuras de transportes y la movilidad.

Sin embargo, estos objetivos requieren, además de los cambios tecnológicos que permitan una economía de bajo consumo en dióxido de carbono (CO2), recurrir a líneas de actuación ya conocidas, pero hasta ahora nunca bien implementadas, la reducción de la movilidad obligada, la desincentivación del crecimiento urbano difuso, la potenciación de la movilidad activa y una política clara de fomento del transporte público, según señala el documento. En definitiva, los tres pilares del Pitma son la fuerte apuesta por la intermodalidad, la movilidad sostenible y la innovación tecnológica.

En la elaboración del proyecto han participado aquellos órganos y entidades de la Junta de Andalucía, administraciones afectadas en razón de sus competencias, así como otros colectivos sociales relacionados con la materia, agentes sociales, económicos, asociaciones de consumidores y usuarios dado que está ideado como un documento de consenso, fruto de la coordinación y colaboración.

En esta línea, la Junta ha señalado que apuesta por los procesos participativos en el desarrollo de políticas y de la planificación, por lo que para la redacción del mismo se han implementado herramientas participativas innovadoras para la generación y mejora de los contenidos.

La estructura del Pitma, a grandes rasgos, se conforma por los siguientes bloques: el primero es la una primera parte introductoria en la que se contextualiza la propuesta de la iniciativa en el momento actual así como en su contexto normativo y de planeamiento haciendo especial referencia a las políticas en materia de infraestructuras de transporte y movilidad de Andalucía hasta 2030, así como los compromisos europeos en esta materia.

El segundo es un análisis de la situación de partida, conformado de un lado por un balance del anterior proyecto, el Plan de infraestructuras para la sostenibilidad del transporte en Andalucía (Pista 2020) y, de otro, por el estudio de la situación actual en materia de infraestructuras y movilidad en Andalucía. Con ello se elabora un diagnóstico mediante el que se identifican los problemas, necesidades y retos a los que ha de dar respuesta el plan.

En el tercer bloque, tomando como referencia el resultado de la diagnosis y los problemas, necesidades y retos, se establecen seis objetivos estratégicos y específicos, y sobre éstos se definen líneas estratégicas.

Cada línea estratégica se desarrolla mediante programas, que dan cumplimiento a los distintos objetivos específicos, desarrollando medidas relacionadas con la innovación tecnológica, la digitalización, el transporte público interurbano y metropolitano, las infraestructuras del transporte, la movilidad activa, la descarbonización de la economía en materia de transportes, infraestructuras sostenibles, puertos autonómicos, logística y transporte intermodal de mercancías, la coordinación interadministrativa y la formación y sensibilización en materia de movilidad.

Finalmente, el último bloque se ocupa de las inversiones previstas y las fuentes de financiación, así como las medidas de control, seguimiento y evaluación del proyecto.

De esta manera, la iniciativa se reparte en seis objetivos: mejorar las capacidades de investigación e innovación y la asimilación de tecnologías avanzadas en materia de movilidad e infraestructuras del transporte; mejorar los servicios de movilidad que se prestan a los ciudadanos y a las empresas aprovechando las ventajas de la transformación digital de la sociedad y promover medidas en el sistema de movilidad dirigidas a la eficiencia energética y a la mitigación y adaptación ante el cambio climático.

De la misma forma, se plantea desarrollar una red de infraestructuras para el transporte de personas y mercancías que responda adecuadamente a la demanda de movilidad, y que sea sostenible, resistente al cambio climático, inteligente, segura e intermodal; avanzar en una movilidad regional sostenible y promover la movilidad urbana y metropolitana multimodal sostenible.

Contador