Actualizado 01/03/2021 18:18 CET

¿Cuánto subirán los sueldos en 2021?

Archivo - Empresas
Estar donde estés - Empresas

   

   La pandemia del coronavirus no solo ha alterado la forma en la que las personas se relacionan o consumen. También ha transformado la manera de trabajar. Uno de los grandes retos del mercado laboral es adaptarse a estos cambios. Por ello, los sectores centrados en promover esta transición virtual del trabajo serán los protagonistas de este 2021. En medio de una congelación generalizada de salarios, las áreas tecnológica y digital serán las únicas que experimenten un incremento salarial, según el ‘Estudio de Remuneración 2021’ de la consultora Michael Page.

   Y es que la crisis actual ha afectado de forma desigual al empleo. Mientras que el sector educativo ha registrado un aumento del 50% en la contratación de profesores a fin de cumplir con las medidas de distanciamiento social, el del turismo o el de la hostelería han sufrido caídas de un 53% y un 54% en el empleo respectivamente, aunque se espera una recuperación cuando mejore la situación sanitaria. El ámbito tecnológico ha sido otro de los sectores que ha registrado un aumento, con un 20% más de contrataciones, al igual que el digital, con un 41%, un repunte que continuará durante el 2021 de la mano de una mejora salarial.

   La explosión tecnológica impulsada por la crisis de la COVID-19 ha dejado una balanza laboral alterada con una búsqueda de talento muy por encima de la oferta. Así, tanto los empleos orientados a la innovación tecnológica y digital como al desarrollo de las startups, serán los más buscados y los mejor remunerados de 2021 con respecto al año anterior.

   Un ingeniero de ‘software’ puede cobrar hasta 75.000 euros anuales en Cataluña, pero en el País Vasco el salario anual llega a los 50.000 euros anuales

   En este contexto, el perfil más demandado será el de ingeniero de software, aunque también se encontrarán al alza los de DevOPS, Big Data y Seguridad. No obstante, existen importantes diferencias geográficas debido a la concentración empresarial en capitales como Madrid, Málaga, Zaragoza, Valencia y, especialmente, Barcelona, que ya es uno de los principales hubs a nivel mundial. Por ejemplo, un ingeniero de software con más de 10 años de experiencia cobrará en Cataluña entre 55.000 y 75.000 euros anuales; en la Comunidad de Madrid la brecha oscila entre 58.000 y 70.000 euros anuales; y en el País Vasco la horquilla varía de 42.000 a 50.000 euros anuales.

   En el terreno digital, Madrid y Barcelona continúan siendo un destino atractivo para candidatos y empresas digitales. Aquí, entre otros puestos, destaca el alza en el salario de los directores de e-commerce, que se sitúa entre los 60.000 y los 80.000- 90.000 euros anuales, para profesionales con más de 10 años de experiencia.

   Puede interesarte: Reinventarse profesionalmente en un contexto marcado por la incertidumbre

   ¿Qué perfiles destacan por sectores?

   Tampoco el impacto está siendo homogéneo en lo referido a los perfiles. La crisis actual ha puesto de relieve la necesidad de perfiles de liderazgo en gestión y coordinación, además de nuevas herramientas que permitan la continuidad y la normalidad laboral a distancia.

   Puede interesarte: Así debe ser el nuevo líder empresarial

   Los más afectados continúan siendo los jóvenes, mientras que las personas en puestos directivos no verán alterada su parte fija, aunque sí están acusando la caída de la parte variable en forma de bonos, que han descendido a la mitad.

   La tendencia del año 2020 de contención laboral en el sector de la salud seguirá este mismo camino, siendo los perfiles técnicos y responsables de Regulatory Affairs -quienes se encargan de registrar y verificar los medicamentos- los más demandados. Un medical scientific liaison (MSL) (figura que ha cobrado mucho protagonismo en los últimos años dentro de la industria farmacéutica) empleado en una pyme y con menos de tres años de experiencia recibirá entre 36.000 y 45.000 euros anuales por su trabajo.

   En el área del marketing se premiarán las especialidades dirigidas a la personalización del cliente como los perfiles de customer experience o customer relationship management (CRM), trade marketing o fidelización y contenidos. Por su parte, se prevé que el sector del turismo vivirá un regreso a lo artesanal con una apuesta por lo saludable y lo ecológico.

   El sector de las energías renovables y el del medioambiente están al alza por una mayor inversión de las administraciones públicas y la tendencia hacia la sostenibilidad

   Independientemente de la pandemia, la transición ecológica es junto a la transformación digital el caballo de Troya del contexto actual. Por ello, el sector de las energías renovables ha sido, junto al tecnológico, uno de los que ha experimentado un mayor crecimiento en los últimos meses impulsado por la inversión de las administraciones públicas y la creciente tendencia hacia la sostenibilidad. En este campo serán claves para la contratación los conocimientos técnicos en iniciativas como la del desarrollo eólico. Un responsable de desarrollo de proyectos de energía o medioambiente que sume 11 años de experiencia verá aumentadas sus perspectivas salariales con una retribución anual de entre 55.000 y 65.000 euros.

   ¿Qué buscan los trabajadores?

   Las empresas exigirán perfiles adaptados a la ‘nueva normalidad’ que impera en tiempos de coronavirus y de forma generalizada no se embaucarán en grandes subidas salariales; pero, ¿qué demandan los solicitantes de empleo?

   El informe destaca que en buena parte de los sectores analizados, los trabajadores premian la flexibilidad y la conciliación laboral. Es decir, más allá de la remuneración, en tiempos dominados por la incertidumbre, las personas dan más valor al salario emocional. Las nuevas generaciones valoran la estabilidad en su puesto laboral, la seguridad que ofrece su compañía y la capacidad de seguir creciendo y adquiriendo nuevos conocimientos en la misma.

   En sectores fuertemente impactados por la crisis actual como el de la hostelería y el de la restauración, sus profesionales valoran beneficios como la formación, sus dietas o los descuentos cada vez más presentes. En el ámbito de la banca, los candidatos demandan una mayor movilidad interna; y en el sector sanitario, proyectos sólidos que ofrezcan estabilidad a medio y largo plazo.

   Puede interesarte: Cuidar el talento, clave para mantener el valor añadido de las empresas