Actualizado 01/02/2021 18:00 CET

¿Es el momento de las hipotecas a tipo fijo?

¿Es El Momento De Las Hipotecas A Tipo Fijo?
 ESTAR DONDE ESTÉS - Vivienda

La compra de una vivienda es una de las inversiones más importantes en la vida de la mayoría de las personas. Se trata de un proceso que se puede alargar en el tiempo y que obliga a tomar decisiones importantes, entre ellas, la elección de la zona en la que vivir o las características de la vivienda. En cuanto a la financiación, la elección entre una hipoteca a tipo fijo o una a tipo variable es otra de las cuestiones que puede generar más quebraderos de cabeza.

Puede interesarte: ¿Es 2021 el año para comprar una vivienda?

En realidad, elegir entre una u otra hipoteca depende fundamentalmente de las circunstancias personales de cada uno. Hay quien prefiere asumir un tipo más alto a cambio de saber con certeza lo que pagará cada mes, con independencia de lo que ocurra con la situación económica, y hay quien opta por beneficiarse de las fluctuaciones del mercado. En cualquier caso, lo cierto es que en los últimos años las hipotecas a tipo fijo han ganado terreno en el mercado.

En el año 2009 suponían menos del 3% del total de las hipotecas que se firmaban cada mes y hoy en día rozan el 50%. Según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en noviembre de 2020 se constituyeron 28.756 hipotecas sobre viviendas, un 2,4% menos que en el mismo mes de 2019. El 50,8% de esas hipotecas se constituyeron a tipo variable y el 49,2%, a tipo fijo.

Además, durante el segundo trimestre del año 2020 llegaron incluso a superar en porcentaje a las hipotecas a tipo variable, debido, fundamentalmente, al fuerte incremento que experimentó el euríbor, el índice al que se referencian casi todas las hipotecas variables en España, al inicio de la pandemia de la COVID-19.

Puede interesarte: Así se va a comportar el euríbor este año y así afectará a las hipotecas

Este índice marca la tasa que los bancos cobran al prestarse dinero entre ellos. De ahí que tienda a subir cuando se produce una crisis que aumenta el riesgo y, en cambio, baje cuando los bancos centrales toman medidas para frenar una posible recesión.

Por eso, precisamente, el indicador escaló rápidamente en marzo, abril y mayo y comenzó a bajar drásticamente desde junio, cuando el Banco Central Europeo (BCE) inyectó liquidez en el mercado para aliviar las tensiones provocadas por la crisis sanitaria. En diciembre, el euríbor cerró en el -0,497%, lo que supone su séptima caída consecutiva y su quinto mínimo histórico seguido en lo que va de año.

Los ciudadanos que actualmente cuentan con una hipoteca a tipo variable se están beneficiando mucho de esta situación. Verán cómo sus cuotas hipotecarias se aligeran sensiblemente estos meses. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la coyuntura, aunque se prolongue en el tiempo, no durará eternamente y los tipos, antes o después, volverán a subir.

APRENDE MÁS SOBRE EL TEMA: Accede de manera gratuita al contenido formativo y ve un paso más allá con tus conocimientos sobre vivienda de la mano de los mejores expertos.

Teniendo esto en cuenta, ¿es el momento de firmar una hipoteca a tipo fijo o a tipo variable? Cada una de ellas tiene sus ventajas. Las hipotecas suelen durar periodos largos de tiempo. De ahí que las variables, al estar sujetas a las variaciones del mercado, ofrezcan diversos periodos de abaratamiento de cuotas a lo largo de la vida de un préstamo. Además, el plazo habitual es de 20 a 30 años, prorrogable hasta 40 años. No incluyen comisiones por riesgo de tipo de interés y no suelen obligar a contratar muchos otros productos, como seguros de vida y de hogar.

Las hipotecas a tipo fijo ofrecen estabilidad en las cuotas y suelen contar con plazos de amortización más cortos

Por su parte, las hipotecas fijas ofrecen estabilidad en las cuotas, que no varían a lo largo de toda la vida del préstamo. Además, suelen contar con plazos de amortización más cortos, aunque soportan más comisiones e intereses que en el caso de las variables. Este tipo de hipotecas permite a los clientes planificar perfectamente sus pagos futuros y, con ello, mejorar sus finanzas personales. Existen también las hipotecas mixtas, que combinan los intereses fijos durante los primeros años con intereses variables en la última etapa del pago.

Calculadora: Descubre si te interesa más una hipoteca a tipo fijo o variable

Como muestran las cifras del INE, parece que los ciudadanos prefieren hoy en día optar por la seguridad. No hay que olvidar que la situación económica sigue siendo muy delicada y que muchas personas aún tienen miedo a perder su empleo. En los nueve primeros meses de 2020 se han formalizado más de 119.400 hipotecas a tipo fijo, más que las formalizadas en todo 2017 y el doble que en 2016.

¿Es buen momento para comprar?

En ambos casos, lo que sí conviene es analizar bien el proceso de compra, buscar asesoramiento para estar seguros y conocer en profundidad los pasos que hay que dar para formalizar la operación. La COVID-19 ha sacudido fuertemente al mercado inmobiliario, pero este no está resultando uno de los sectores más afectados. Además, los expertos coinciden al afirmar que cuenta con unos fundamentos mucho más sólidos que en la anterior crisis de 2008 que hacen que esté más preparado para afrontar los golpes.

Anna Gener, CEO de Savills Aguirre Barcelona, habla en el Podcast de Banco Sabadell de los cambios y de las oportunidades que ofrece la vivienda tras la crisis sanitaria. Reconoce que ahora hay cierta parálisis en el sector y cree que el regreso al ritmo de comercialización que había antes del estallido de la pandemia dependerá de la situación económica, que influye directamente en la seguridad que sienten los ciudadanos respecto a sus ingresos, y de las condiciones de los préstamos hipotecarios.

Para leer más