Una veintena de estudiantes de la escuela Skeppsholmes Folkhoskola de Estocolmo serán aprendices en Albaola

Estudiantes de Estocolmo visitan Albaola
Estudiantes de Estocolmo visitan Albaola - ALBAOLA
Publicado: miércoles, 7 febrero 2024 14:51

SAN SEBASTIÁN, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un total de 20 estudiantes de la escuela Skeppsholmes Folkhoskola de Estocolmo (Suecia) serán aprendices de la Escuela Internacional de Carpintería de Ribera de Albaola, ubicada en Pasaia (Gipuzkoa), durante una semana.

Según han explicado desde Albaola Itsas Kultur Faktoria, en 2021 Anette Clefberg, presidenta de la escuela Skeppsholmens de Estocolmo, y Eva Ripa Torstenson, directora del departamento naval de la misma escuela, pasaron una semana en la factoría marítima guipuzcoana con el objetivo de conocer el formato, los fines, la organización, el profesorado, el alumnado y el programa pedagógico de la escuela Internacional de Carpintería de Ribera de Albaola.

Fruto de esta estancia es el intercambio de esta semana, en la que los estudiantes se dedicarán, entre otros, al mantenimiento de embarcaciones, construcción de barcos y gestión de la madera. Además, tendrán la oportunidad de visitar el Museo Marítimo Vasco en San Sebastián.

En septiembre de 2017 Albaola puso en marcha Aprendiztegi, Escuela Internacional de Carpintería de Ribera de Albaola. Desde entonces, aprendices de todo el mundo acuden a Pasaia con el objeto de "aprender un oficio marítimo prácticamente perdido".

Junto a alumnos locales se han inscrito aprendices de España, Francia, Italia, Bélgica, Grecia, Austria, Irlanda, Suiza, Brasil y Estados Unidos. La escuela, que nació con el objetivo de transmitir el conocimiento de la construcción de barcos de madera a las nuevas generaciones, ofrece un número reducido de plazas por año y utiliza un modelo formativo innovador en Europa basado en la motivación del aprendiz y en la educación experiencial.

Por un lado, se ofrece una formación integral superior de 3 años de duración donde los aprendices tienen tiempo suficiente para participar en todas las fases de una construcción, aprendiendo tanto técnicas tradicionales como modernas. Por otro lado, se construyen embarcaciones de gran tamaño, como es el caso del ballenero San Juan, que cuenta además con el patrocinio de la UNESCO.

Contador