Junta y diputaciones alcanzan un "principio de acuerdo" para dotar de desfribriladores a todos los colegios e institutos

Publicado 12/03/2019 12:16:15CET

   MÉRIDA, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La Junta de Extremadura y las diputaciones provinciales de Badajoz y de Cáceres han alcanzado un "principio de acuerdo" para la instalación de desfibriladores en "todos" los colegios e institutos de la comunidad.

   Dicha medida se adoptará tras la firma de sendos convenios entre la Administración regional y las diputaciones provinciales, según ha avanzado en rueda de prensa el presidente del Ejecutivo regional, Guillermo Fernández Vara.

   De este modo lo ha señalado al hilo de la aprobación este martes en Consejo de Gobierno de la Junta de un decreto por el que se regula la instalación de desfibriladores externos automatizados (DEA) en el ámbito no sanitario, así como la autorización para su uso y la formación asociada al mismo, con un presupuesto de 100.000 euros y un coste de mantenimiento anual de 6.000 euros.

   El objetivo de este decreto es regular la obligación de la disponibilidad de desfibriladores externos automatizados, automáticos y semiautomáticos, en determinados espacios donde coincidan una alta concurrencia de personas y exista la probabilidad de que ocurra una parada cardíaca, señala en nota de prensa la Administración autonómica.

   Asimismo, regular la autorización para el uso de DEA en el ámbito no sanitario; la creación del "Registro de DEA Extremadura en el ámbito no sanitario" y del "Registro de formación para uso de DEA en Extremadura" así como la autorización a los proveedores de actividades formativas para el uso de DEA en el ámbito no sanitario y de los instructores que impartan esa formación.

   Cabe recordar que el desfibrilador externo automatizado, automático y semiautomático, por sus características de funcionamiento y seguridad, posibilita que personas con una formación y un entrenamiento mínimos puedan realizar actuaciones de desfibrilación.

   Puesto que su utilización no requiere un diagnóstico clínico previo, estos desfibriladores son "idóneos" para su uso por personas ajenas a la profesión sanitaria.

Contador

Para leer más