Actualizado 17/03/2008 22:21 CET

Un número "suficiente" de guardias civiles velará durante esta semana por la seguridad de los habitantes de Mirandilla

MÉRIDA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

El subdelegado del Gobierno en Badajoz, Inocencio Ramos, informó hoy de que un número "suficiente" de guardias civiles velarán, en tres turnos diferentes para cubrir las 24 horas del día y durante la primera semana, por la seguridad de los habitantes de Mirandilla (Badajoz) a raíz de los sucesos ocurridos ayer en donde, al parecer, miembros de una familia del municipio, la familia Molina, realizaron unos disparos a diferentes vecinos de Mirandilla.

Ramos, tras presidir una reunión de la Junta Local de Seguridad de Mirandilla, informó de que una vez trascurra esta primera semana se analizará la situación y se verá cuál será el dispositivo "más adecuado" a poner en marcha para preservar la convivencia y la paz ciudadana.

Ramos, quien presidió la reunión acompañado por el alcalde de Mirandilla, José María Carrasco y el teniente coronel de la Guardia Civil Manuel Contreras, apuntó que la Guardia Civil proporcionará una seguridad "objetiva y subjetiva" al ciudadano con la intención de preservar los "bienes y personas" del municipio.

"Por encima de todo está la preservación del estado de derecho, la seguridad de las personas y los bienes, tratar de que la convivencia impere y de que los violentos desaparezcan", aseveró el subdelegado del Gobierno en Badajoz.

También informó de que cuatro personas de la familia Molina -los padres y dos de sus hijos-- están detenidas y que serán puestas a disposición judicial.

De la misma manera indicó que "parece ser" que no es la intención de algunos menores, hijos también del matrimonio, de volver al pueblo y añadió que desconoce si los miembros de la familia Molina volverán al municipio porque esta decisión depende de la decisión final del juez.